Huelva

El derribo del viejo muro de Renfe será realidad antes de final de año

  • Esa es las previsión de Adif y los tiempos que maneja el Ayuntamiento, a la espera de que ambos mantengan una nueva reunión para planificar los trabajos del entorno de la estación

Parte del muro de la avenida Miss Whitney que aún sigue en pie, tras el derribo parcial iniciado en mayo, que permite ver ya el futuro espacio del Ensanche. Parte del muro de la avenida Miss Whitney que aún sigue en pie, tras el derribo parcial iniciado en mayo, que permite ver ya el futuro espacio del Ensanche.

Parte del muro de la avenida Miss Whitney que aún sigue en pie, tras el derribo parcial iniciado en mayo, que permite ver ya el futuro espacio del Ensanche. / josué correa

A través de la Concejalía de Urbanismo y Patrimonio Municipal, el Ayuntamiento de la capital ha promovido una nueva reunión de la comisión técnica bilateral con Adif para abordar la planificación de los trabajos de demolición a ejecutar por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias en el entorno de la antigua estación de trenes y el proceso de desafectación de dichos terrenos del dominio público ferroviario para que pasen a ser acondicionados por la Junta de Compensación del Ensanche Sur como una continuación del Parque del Ferrocarril, que arranca en el Muelle de Riotinto hasta la barriada de El Matadero.

Según explica el portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Urbanismo y Patrimonio Municipal, Manuel Gómez Márquez, desde el Ayuntamiento "ya hemos emplazado a la empresa del Ensanche a acometer dicha urbanización en cuanto los suelos estén disponibles, con la previsión de que en los próximos meses Adif ya haya culminado todas las demoliciones que hay que hacer en la zona, incluyendo la del antiguo muro de Renfe".

El Consistorio emplaza a la empresa del Ensanche a urbanizar los terrenos cuando los desafecte Adif Se conservarán la vieja estación, 2 viviendas de estilo británico, una nave industrial y el depósito

La previsión de Adif pasa por derribar lo que queda del muro antes de que concluya el año y esos son los tiempos que maneja la Concejalía de Urbanismo, a la espera de que se celebre la próxima reunión. Mientras se acometen los trabajos de urbanización de lo que hay más allá del muro se instalará un vallado provisional.

La esperada actuación, tal y como valora el edil, supondrá "un importantísimo hito para la ciudad en su apertura hacia el Sur". En sus palabras, se trata de la operación urbanística "más relevante en 50 años por lo que representa simbólicamente para la transición a la zona del Ensanche y el acercamiento de la ciudad a la ría, históricamente delimitado por este corsé del recinto ferroviario".

Además, según avanza Gómez, en el proceso de derribo de todas las edificaciones incompatibles con el planeamiento urbanístico a este lado de la avenida de Italia, se preservarán, sin embargo, una serie de inmuebles existentes en este ámbito. Además de la propia estación neomudéjar, dos viviendas de estilo británico, una nave industrial de interés arquitectónico y el antiguo depósito, que se reubicará para que quede dentro de un viario.

Dichas edificaciones pasarán a ser de titularidad municipal para integrarse como patrimonio en el futuro Parque del Ferrocarril, como vestigio del legado histórico de la ciudad, "poniéndolos en valor para disfrute de los ciudadanos con usos dotacionales que estudiaremos en su momento".

En cuanto a los aparcamientos que hay tras el muro, ese espacio estaba destinado de forma provisional en el planeamiento urbanístico vigente a Sistema General de Espacios Libres y es incompatible. No obstante, la Junta de Compensación del Ensanche Sur y el Ayuntamiento están abordando los pormenores del Parque del Ferrocarril y, en el contexto del corredor que va del Muelle del Tinto al Matadero, se contempla la oportunidad de reservar un espacio para aparcamientos.

En el largo camino que aún queda por delante para que todo el proyecto sea una realidad, el primer paso son las demoliciones, por parte de Adif, del muro y de las infraestructuras que han quedado inoperativas con el traslado de la estación, así como de las edificaciones que son incompatibles, para que se pueda comenzar con la habilitación de los nuevos espacios que, según el Ayuntamiento, deberá acometerse en el plazo más breve posible.

En el horizonte se encuentra el garantizar el crecimiento de la ciudad por su espacio natural, un Ensanche que debe de dejar de estar al otro lado de las vías para convertirse en un espacio de expansión. Y de oportunidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios