Renovables

El consumo de energía en la provincia de Huelva se dispara un 11,7% durante 2019

  • Cae el uso de electricidad derivada de fuentes renovables pese al máximo histórico andaluz y al auge de la producción provincial

Paneles solares de la nueva planta de Iberdrola en Puebla de Guzmán ante los generadores eólicos que la compañía también explota en el municipio. Paneles solares de la nueva planta de Iberdrola en Puebla de Guzmán ante los generadores eólicos que la compañía también explota en el municipio.

Paneles solares de la nueva planta de Iberdrola en Puebla de Guzmán ante los generadores eólicos que la compañía también explota en el municipio. / Jordi Landero

El consumo de energía final durante el año 2019 experimentó el mayor incremento de Andalucía en la provincia de Huelva, donde las cifras anuales crecieron hasta un 11,7%, representado por 190 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep). La mayor parte de ese aumento viene del consumo de productos petrolíferos, que creció un 4,5% respecto a 2018 (27,8 ktep), y es significativo, al mismo tiempo, que precisamente Huelva sea la provincia andaluza en la que se registre el único retroceso de la comunidad en el consumo de energías renovables, de un 35,8% (26,7ktep), coincidiendo con la fuerte apuesta realizada para la producción con fuentes limpias.

Los datos de la Agencia Andaluza de la Energía, dependiente de la Consejería de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, de hecho, destacan que en ese mismo año 2019 se marcara el máximo histórico andaluz de consumo energético de renovables, para suponer el 19,5% del total de la energía consumida.

Y se apoya este hecho, destacan en el último informe Datos energéticos, en “un notable avance de las renovables, tanto en su consumo para su uso térmico, como en la producción de electricidad; una drástica reducción de la demanda de carbón; y como consecuencia de las dos anteriores, una disminución de emisiones de dióxido de carbono”.

La apuesta para el aprovechamiento de los recursos renovables con los que cuenta Andalucía se traduce en el desarrollo de proyectos de energías limpias con una potencia de 1.112MW, sobre todo en fuentes fotovoltaicas, que han duplicado su potencia respecto al año anterior. En Andalucía, las nuevas plantas solares incrementaron en un 10% la generación eléctrica de origen renovable en 2019, de forma que el 43% del total de la potencia eléctrica instalada en la comunidad procede de fuentes limpias.

En Huelva, durante el año 2019 de referencia no se había puesto en marcha aún proyectos de envergadura en este ámbito de las fotovoltaicas. Sí ha sido en 2020 cuando ya han empezado a volcar electricidad a la red tres plantas solares fotovoltaicas de 49,9MW cada una, dos en Puebla de Guzmán y otra en Gibraleón, con un total de 149,7MW. Y a éstas se suman los 80,3MW que están actualmente en construcción con dos plantas en Huelva capital, más varios proyectos repartidos por toda la provincia que suman, por ahora, casi 700MW más a incorporarse en un horizonte de tres años máximo.

Las renovables, al margen de los paneles solares, aportan una producción en la provincia de Huelva de 540,25MW, ya activos en 2019 para la estadística de la Agencia Andaluza de la Energía, procedente en un 71% de plantas eólicas (383,8MW), más 136,95 MW aportados por las plantas de biomasa, 15MW de las hidroeléctricas y 4,5MW de la innovadora oceanotérmica que Enagás tiene en Palos de la Frontera.

En la publicación Datos energéticos referida al total anual de 2019 destaca también la provincia de Huelva en consumo de energía eléctrica, con un incremento del 0,7% (23,4GWh), sólo por detrás de Córdoba (con incremento del 1%, 29,8GWh) y de Jaén (+0,8%, 22,6GWh).

El consumo de energía final en Huelva tiene un gran apoyo en la industria, que es el segundo sector en importancia en toda la comunidad andaluza. El primero, el transporte, aumentó un 2,6% su consumo (135ktep) en 2019 y acapara el 39,2% (5.319ktep) del consumo total, con un 68% de derivados del petróleo.

La industria, como segundo consumidor (31,3%), fue el que más creció en consumo de energía final (8,6%, 336ktep), aunque con una buena parte procedente de las renovables, que aumentan un 47,4% como fuentes, seguida del 12% más que experimenta el gas natural en el suministro industrial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios