Huelva

El 66% de las consultas de médicos de familia se realiza en Huelva vía telefónica

  • Los centros de salud atienden en un mes 330.352, de las cuales, 139.534, de manera no presencial

Centro de Salud Adoratrices. Centro de Salud Adoratrices.

Centro de Salud Adoratrices. / Alberto Domínguez (Huelva)

El 66% de las consultas de medicina de familia se realiza vía telefónica en la provincia de Huelva así como el 15% de las de enfermería y el 55% de pediatría, una fórmula que se está priorizando por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS) frente a la atención presencial en los centros de salud.

Desde la Delegación territorial de Salud indican que con anterioridad a la situación actual derivada del coronavirus la atención telefónica ya se venía utilizando por parte de los médicos y enfermeras de atención primaria. Sin embargo, tras la declaración de la emergencia sanitaria debido a la Covid-19, el Servicio Andaluz de Salud “ha potenciado esta vía de contacto entre profesionales y usuarios con la finalidad de garantizar la máxima seguridad y protección”.

En el mes de octubre los centros de salud de los Distritos Sanitarios de Atención Primaria Huelva-Costa y Condado-Campiña atendieron 330.352 consultas, de las cuales 139.534 a través de la vía telefónica y 190.818 de manera presencial. Por categorías, los médicos de familia realizaron 167.405 consultas, 110.750 por vía telefónica; el personal de enfermería 139.271 consultas, 16.186 por vía telefónica, y los pediatras 23.676 consultas, 12.598 por vía telefónica.

En el mes de febrero, antes de la declaración del estado de alarma, los centros de salud de ambos distritos atendieron 277.356 consultas y sólo 7.251 por teléfono.

Esta medida, “extendida en todo el territorio nacional”, forma parte del Plan de Contingencia del SAS en atención primaria “para extremar la protección frente a la Covid-19 tanto de los usuarios como de los profesionales a través del refuerzo de la consulta telefónica como principal vía de asistencia a la población”.

Subrayan desde la Delegación territorial de Salud que se trata de un método de consulta que se aplica “siempre y cuando el profesional sanitario considere que no es necesaria la presencia del paciente”, lo que sólo puede determinar una vez que contacta con él vía telefónica. Si el profesional estima oportuno que el paciente acuda al centro, “se le da de forma inmediata una cita presencial”.

Por otra parte, aseguran que si un paciente tiene una urgencia o demanda cualquier otra cita o trámite no demorable, puede acudir a su centro de salud, “donde tiene garantizada la asistencia”.

Se puede obtener cita para consulta de atención primaria (medicina de familia, enfermería o pediatría) contactando directamente con el centro de salud o a través de los canales telemáticos habituales, como son el teléfono y la App de Salud Responde y ClicSalud+.

Cuando el profesional sanitario recibe la cita, contacta a través del teléfono que está registrado a nombre del paciente, comprobando la identidad del mismo. Durante la consulta telefónica, el sanitario tiene acceso a la historia clínica electrónica del paciente, por lo que puede prescribir o renovar medicación y realizar las indicaciones que considere oportunas sin necesidad de que el paciente se desplace al centro, dejando constancia escrita del contenido de la consulta telefónica en la historia clínica.

Explican que los ciudadanos que hayan solicitado una consulta de atención primaria deben atender, el día indicado, las llamadas de números largos u ocultos porque pueden proceder del centro sanitario.

En aquellos casos en los que el profesional sanitario así lo considere puede solicitar al paciente información extra, que éste puede enviar desde su teléfono móvil. Esta gestión de archivos se realiza mediante una herramienta informática denominada Mercurio, que ha sido creada para el envío seguro de archivos entre profesionales y ciudadanos.

El paciente recibe un SMS en su móvil sin tener que descargar ninguna aplicación adicional y puede responder a él con una imagen (por ejemplo, de una herida o cualquier otra lesión y también con un archivo de vídeo, audio o un PDF que el profesional pueda demandarle).

Inversamente, el profesional puede utilizar esta misma herramienta para enviar archivos al móvil del paciente: informes médicos, partes de baja, citas, recetas o documentos con consejos terapéuticos.

La herramienta Mercurio ya se utilizaba con anterioridad en los centros de atención primaria y en diversos servicios de atención hospitalaria como Dermatología, “con resultados muy positivos tanto para el facultativo como para el ciudadano, ya que agiliza el acceso a los especialistas hospitalarios e incrementa la calidad de la información trasladada en la interconsulta”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios