Isla Cristina

El juez condena a una multa de 360 euros a la cuidadora acusada de robar a una anciana

  • La defensa recurrirá la sentencia ante la Audiencia de Huelva y pedirá la absolución

Imagen de la intervención de los agentes de la Guardia Civil Imagen de la intervención de los agentes de la Guardia Civil

Imagen de la intervención de los agentes de la Guardia Civil / M. G. (Isla Cristina)

El titular del Juzgado de lo Penal 2 de Huelva ha condenado a una multa de 360 euros por un delito leve de hurto a la mujer detenida por supuestamente haber sustraído 8.000 euros a una anciana de 91 años de Isla Cristina a lo largo de seis meses y mientras dormía.

La condena va a ser recurrida en apelación por la defensa "porque en ningún momento puede acreditarse que haya sustraído más de 400 euros", como indicó ayer a Huelva Información el abogado de la encausada, Manuel Felipe Garoña, quien pedirá la absolución de su representada.

"Parece claro que hay mentiras por parte del sobrino o de la anciana, ya que sus versiones son contradictorias", explica, a lo que suma que "no se han considerado las alegaciones de la cuidadora, que ni han variado y además se corresponden con lo que se ve en las cámaras" de seguridad instaladas en la vivienda de la nonagenaria.

"Queremos que sea declarada inocente porque ella no se ha quedado con ningún dinero de la anciana e incluso le deben los salarios de hace muchos meses", subraya.

Garoña lamenta la difusión reciente, por parte de la Guardia Civil, de unos hechos "de hace más de un mes sobre los que ya ha habido un juicio y en el que lo demostrado difiere sustancialmente de la nota de prensa" remitida a los medios por la Benemérita.

El letrado señala que en el juicio "quedó sobradamente probado que la cantidad de 8.000 euros ha sido una invención del sobrino de la anciana, quien pretende quedarse con el dinero que administra". De hecho, remarca que la propia víctima desmintió que "recibiera dos sobres de 4.000 euros cada uno, tan solo recibía 500 ó 600 euros cada vez".

Asimismo, apunta Manuel Felipe Garoña que el sobrino de esta mujer "dijo que le dio 4.000 euros en dos ocasiones en julio y en agosto, y después de retirar de la cuenta de su tía 50.000 euros a principios de junio y continuar retirando de la cuenta de su tía cantidades en torno a 850 euros cada mes sin que manifestara que le diera nada más, tal como se comprobó por los movimientos bancarios".

La acusada alegó ante la autoridad judicial que era la propia mujer a la que cuidaba "quien le pedía que cogiera dinero, y que solía coger 50 euros para comprar cosas que le pedía la anciana". Además, en las grabaciones enviadas "se observa que en ningún momento sustrae dinero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios