Universidad

La comunicación se convierte en una opción necesaria para las instituciones

  • La UNIA celebra un curso que tiene como eje conductor la utilidad de las redes sociales

José Antonio Climent, María de la O Barroso, Charo Toscano y Daniel Eskibel en la presentación del curso de verano que se imparte en la Sede Santa María de La Rábida . José Antonio Climent, María de la O Barroso, Charo Toscano y Daniel Eskibel en la presentación del curso de verano que se imparte en la Sede Santa María de La Rábida .

José Antonio Climent, María de la O Barroso, Charo Toscano y Daniel Eskibel en la presentación del curso de verano que se imparte en la Sede Santa María de La Rábida . / Canterla (La Rábida)

Una solución ante el reto de las redes sociales. La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) presenta esta semana un total de cuatro cursos que cuentan con distintas dinámicas como la arteterapia, la traducción y la mediación. Junto a ellos se alza Claves y desafíos de la Comunicación: de la transformación digital al impacto positivo, un ciclo que dio comienzo el lunes y estará presente hasta mañana.

En este sentido, el curso tiene el objetivo de acercar a los alumnos a la nueva realidad comunicativa tanto de forma psicológica como social. Esto se debe a que la ciudadanía usa las herramientas tecnológicas necesarias, sin embargo, su utilidad se ve afectada poco a poco por el modo en el que se hace, que aleja a las personas de su entorno. Asimismo, las clases están enfocadas hacia el uso de estas dinámicas en las entidades públicas, los partidos políticos y las corporaciones privadas, que intentan adaptar su trabajo a estas nuevas tecnologías.

En la sesión inaugural estuvieron presentes la directora de Secretariado de la Sede, María de la O Barroso; los directores del curso, Charo Toscano, que también es colaboradora de Huelva Información, y José Antonio Climent, además del consultor político Daniel Eskibel. Las clases son impartidas también por ocho profesionales que se dedican a la psicología, la comunicación corporativa e incluso el periodismo con el fin de acercar a los alumnos a un marco teórico que les sea de gran utilidad.

Para María de la O Barroso, una de las cuestiones más interesantes del curso es la reacción de los estudiantes, de los que afirmó que “están todos encantados porque les pregunto cuando les veo y me dicen que disfrutan muchísimo”. En cuanto a Charo Toscano, la consultora de Comunicación Política y Empresarial destacó que “estamos viendo la necesidad que tienen las organizaciones, tanto públicas como privadas, de adaptar su comunicación a la realidad actual”. Esta realidad, según la experta, “está influenciada por las nuevas tecnologías y por la manera que tienen los ciudadanos de entender la comunicación”. Este es un sector que, tal y como resaltó Toscano, “evoluciona a gran velocidad tanto en los medios como en la propia sociedad, ya que el destinatario tampoco es el que era”.

En el curso, por tanto, los alumnos tienen la oportunidad de analizar cómo la realidad social y comunicativa impone desafíos a las instituciones públicas, partidos políticos e incluso organizaciones privadas. Por este motivo, Charo Toscano hizo especial hincapié en que “ya no vale con comunicar al ciudadano, sino que debemos comunicarnos con él y ofrecer la información que le interesa”.

Por su parte, y también en calidad de director, José Antonio Climent añadió que “los expertos plantean que probablemente las nuevas tecnologías y sus usos nos enfrentan a una paradoja porque tenemos toda la información en nuestra mano pero no la usamos, ya que en realidad seguimos siendo seres tribales que buscamos a los que piensan como nosotros”. Asimismo, Climent opinó que “queremos mantener relaciones únicamente con aquellos que constituyen nuestra realidad y buscamos el falso consenso para hacernos una realidad a nuestra medida”.

Con motivo del encuentro, el director del mismo concluyó que “queremos hacer entender que debemos ampliar nuestro ámbito de comunicación y evitar vivir en una burbuja”. Por último, intervino Daniel Eskibel, que valoró la importancia de este curso y destacó que “queríamos vivir en un mundo absolutamente libre y creímos que Internet nos iba a hacer explotar de libertad, sin embargo nos encierra en un espacio que hace que nos encontremos en un mundo lleno de personas iguales bajo una sensación confortable que no es real”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios