Huelva

La compraventa de vivienda crecerá un 7,5% este año, el primer alza desde 2010

  • Un estudio inmobiliario prevé un repunte de precios del 2,5% en Huelva, aunque el valor medio será un 23% inferior al andaluz El sector cree clave el cambio en el negocio bancario

Comentarios 1

El sector inmobiliario deja motivos para la esperanza en Huelva. Todo apunta a que 2015 será por fin el año del comienzo de la recuperación. Las previsiones apuntan a un cambio de tendencia en las principales variables, que vaticinan el aumento de las operaciones de compraventa, de los precios y de las hipotecas, pero también un descenso considerable del remanente de viviendas, que vislumbra la reactivación de la construcción ya próximamente. Son los primeros datos de la reactivación de un sector clave en la bonanza de la década pasada, que arrastró la economía con la crisis y que ahora supone un termómetro válido para la esperada mejoría general.

Este apunte positivo llega de la mano del informe XXI Pulsímetro inmobiliario, realizado por la inmobiliaria MAR Real Estate, en colaboración con la Cátedra Inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE) y la Red de Asesores Inmobiliarios Cualificados (RAIC). Las estimaciones para el año en curso son bastante contundentes: un aumento del 7,5% de las compraventas, una subida del 2,5% en los precios y del 5,8% en el importe de las hipotecas cerradas, y una reducción del stock de vivienda del 46,7%. Aunque más allá de las cifras, lo más importante es el repunte experimentado.

Llamativo es el dato de la compraventa. El esperado en 2015 será el primer incremento que se de en esta variable desde 2010 en Huelva. Entonces registró 5.068 transacciones, para bajar hasta 3.650 el pasado año. Las previsiones reflejadas en el informe apuntan a 3.924 operaciones, con una variación interanual positiva del 7,5%, idéntica a la esperada en Andalucía y en España.

"Este cambio de tendencia se explica por el traspaso de los depósitos de la banca de los pequeños ahorradores a la vivienda, que empiezan a ver en ella una oportunidad de inversión atractiva", explica José Antonio Pérez, director de la Cátedra Inmobiliaria del IPE, "especialmente si tenemos en cuenta el menor retorno de los depósitos, cuya rentabilidad ha caído dos puntos porcentuales".

Adolfo Camacho, presidente de la Asociación Provincial de Inmobiliarias de Huelva (APIH), apunta en la misma dirección: "Hay gente con dinero, con ahorros, esperando a que salgan nuevas viviendas. La gente se ha llevado 8 años ahorrando y ahora salen muchos compradores al contado". En el informe promovido por MAR Real Estate se contrasta esta afirmación: cerca de la mitad de las transacciones llevadas a cabo el pasado trimestre en la provincia de Huelva se realizaron al contado.

En cuanto al valor medio de estas operaciones, también se espera un incremento, esta vez del 2,5%, con un precio de 97.867 euros. Esta referencia es muy diferente a la media andaluza: nada menos que un 23% menos, ya que el precio medio en la comunidad de las viviendas objeto de compraventa se espera que sea de 127.139 euros, también un 2,5% más.

"Ya se percibe en los compradores la idea de que los precios no van a bajar más y que ha llegado el momento de comprar", afirma José Antonio Pérez. El director de la oficina MAR Real Estate en Huelva, Antonio Olaya, considera que "estamos en el punto de inflexión, casi invisible, que marca el inicio de la recuperación". "No es descartable que durante este año y el que viene los precios en determinadas ubicaciones sufran un brusco movimiento al alza al no existir oferta suficiente".

Adolfo Camacho apoya el cambio de tendencia apuntado con su propia experiencia y la de los asociados a la patronal inmobiliaria onubense: el pasado 2014 fue un año nefasto y en estos primeros meses de 2015, la realidad es otra muy distinta.

"El año pasado fue muy malo. Fue un año de parón total y tocamos suelo. Al final todo estaba muerto en Huelva, puede que por la coincidencia con el cierre de algunas fábricas. Pero desde primeros de año se nota otra alegría. El sector está cambiando", asegura el presidente de la APIH.

La clave, destaca, no es otra que "los bancos". "Pulsaron el botón y apagaron todo el mercado con la crisis, y ahora lo han vuelto a pulsar para reactivarlo", explica de un modo gráfico. "Si no te asocias a un banco, no haces nada", explica como profesional inmobiliario. "Y los bancos ya están buscando socios y clientes para prestarles dinero".

Camacho asegura que hay movimiento y que se empieza a notar la competencia entre las entidades financieras para ganar cuota de mercado en el sector. Y pone de ejemplo una anécdota personal: "En las últimas semanas he tenido cuatro reuniones con cuatro bancos distintos para ofrecerme dinero. Hacía seis o siete años que no veía una cosa como ésta. Ya hay guerra de precios en las hipotecas entre bancos grandes y esto es algo muy significativo", asegura el presidente de la patronal.

En el XXI Pulsímetro inmobiliario, los datos reflejan también un aumento del 5,8% en la estimación del volumen movido por las hipotecas este año: de los 291 millones de euros de 2014, a los 308 millones esperados en 2015. No son grandes cifras, aunque la provincia de Huelva se mueve a la estela de la estimación andaluza, cifrada en el 6,0%. Es la primera variación positiva desde el comienzo de la crisis, en 2007, y se corrobora la reactivación bancaria.

El incremento del importe medio de las hipotecas apoya también la subida de precios reflejada en las transacciones inmobiliarias, aunque no en la misma medida: un 0,9% más, con el primer repunte desde 2011, de los 77.641 euros del pasado año, a los 78.381 previstos en éste.

Una consecuencia visible es el descenso del remanente de vivienda nueva. Las previsiones de 2015 apuntan a una pérdida del 46,7% respecto al año pasado, lo que supone dar salida a 3.357 viviendas. Visto de otra forma: desde 2010, cuando el stock alcanzó su máximo en Huelva, de 12.089 viviendas, se prevé una disminución del 68,3%, hasta las 3.830 con las que se espera cerrar este 2015.

"El stock ha ido bajando y ya hay conatos de construcción de vivienda nueva libre en las grandes ciudades españolas", cuenta Adolfo Camacho. "Aquí está un poco más parado. La ola siempre llega más tarde. Pero hay demanda de vivienda nueva y los promotores de toda la vida, los profesionales, ya están viendo cositas y empezando a estudiar proyectos", asegura. Un rayo más para la esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios