Huelva

Los cazadores dicen "basta" a los ataques de "grupos radicales"

  • La delegación provincial de la Federación Andaluza de Caza exige respeto para la actividad cinegética y el medio rural

  • PP, PSOE, FOE, Asaja, Aprocan y otros colectivos dan su apoyo

Numerosas personas participaron en la protesta, que se celebró de forma simultánea en medio centenar de ciudades del país. Numerosas personas participaron en la protesta, que se celebró de forma simultánea en medio centenar de ciudades del país.

Numerosas personas participaron en la protesta, que se celebró de forma simultánea en medio centenar de ciudades del país. / m.g.

Comentarios 1

Numerosas personas, unas 1.100 según la Subdelegación del Gobierno, se concentraron ayer ante el Mercado del Carmen para "decir basta" ante los "ataques de grupos radicales" y para "pedir respeto" hacia una actividad -la caza- y a quienes la practican.

Según los datos de la Federación Andaluza de Caza, al cierre de 2017 se contabilizan en Huelva a más de 11.000 cazadores federados, lo que supone casi el 93% de las personas que cuentan con licencia en la provincia.

Muchos de ellos, así como representantes del PP, PSOE, la Federación Onubense de Empresarios (FOE), la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), la Asociación de Caza y Conservadores del Medio Natural (Aprocan) y otros colectivos, secundaron en la capital la movilización que, bajo el lema Sí a la caza, nuestra forma de vida, promovió a nivel nacional la Real Federación Española de Caza y que se celebró en medio centenar de ciudades del país.

Según explicó Manuel Gutiérrez, delegado provincial de la federación andaluza, el colectivo sufre desde hace un par de años "acoso por parte de grupos radicales que tergiversan el mensaje de lo que es la caza, el mundo rural y la naturalidad con la que se realiza una actividad deportiva que está totalmente regulada jurídicamente y que es legal". Estos grupos, a su juicio, se basan en fundamentos "totalmente falsos".

El delegado señaló que el colectivo siente hartazgo ante esta situación, por lo que ha llegado el momento de explicar, en sus palabras, que "somos personas normales, ciudadanos de a pie que hacemos nuestra actividad deportiva e incluso favorecemos el medio natural donde la desarrollamos con aportaciones económicas, con la dinamización y con una actividad que en el fondo es vida, aunque algunos quieran ver lo contrario".

Técnicos y miembros de la junta directiva de Asaja acudieron a la protesta. Su presidente, José Luis García-Palacios, la secundó también como presidente de la FOE. Según apuntó, para la provincia el mantenimiento del medio rural es vital y ante los "ataques" que sufre el sector de la cinegética y de la pesca por parte de "partidos políticos que son absolutamente minoritarios, antisistema y populistas", desde las organizaciones agrarias "no vamos a permitir que se siga con esa tónica de demonizar a un sector muy importante social, económica y medioambientalmente".

Y es que, bajo su punto de vista, si no existieran la pesca y caza, miles de municipios en España estarían despoblados, toda vez que la actividad cinegética, ya no solo por el ejercicio de la caza, "soporta además la restauración o el hospedaje en zonas desfavorecidas".

Por ello, ante "postulados tan radicales", abogó por salir a la calle para pedir "respeto y libertad", ya que "la gran mayoría es la que respeta el modus vivendi de miles de familias" y dejar así claro que "entre todos tenemos que seguir conservando el medio natural" y que la caza "ya no solo es culturalmente importante, sino que además crea numerosos puestos de trabajo en zonas desfavorecidas donde no hay otra actividad".

García-Palacios reivindicó también "un respaldo sin fisuras por parte de los partidos políticos democráticos" e insistió en que quienes defienden la importancia de esta actividad son "muchísimos más que esa irrisoria minoría que quiere, de forma anárquica, imponer sus principios particulares sobre el entendimiento de la conservación de la naturaleza".

La alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, también participó en la concentración, donde expresó el apoyo del PSOE onubense a la caza regulada porque "permite la sostenibilidad ambiental de nuestra tierra". Al respecto, recordó que cuando no hay depredadores, es fundamental el control de las especies y -en esa tarea y dentro de la regulación- la actividad cinegética realiza la función de sostenibilidad y equilibrio entre especies.

Por otro lado, el PSOE defiende también que se trata de una actividad que tiene una dimensión social muy importante, porque ayuda a fijar la población en los pueblos más pequeños y genera economía, ya no solo de forma directa, sino indirecta: a través de los restaurantes, veterinarios y otras profesiones. Además, se trata de una actividad "histórica", ya que "no se entiende nuestra tierra sin ella".

Alcaldes, concejales y miembros de la dirección del PP, con su presidente a la cabeza, Manuel Andrés González, participaron en la protesta. Según señaló el portavoz de la dirección provincial, Juan Carlos Duarte, el mundo rural es una parte esencial de la sociedad pero la caza se ve mermada por "normativas absurdas" por parte de la Junta y también por los "ataques que provienen de nuevos populismos de izquierda". En este sentido, valoró que insultar y calumniar sin conocer la realidad es fácil. "No hay nadie más preocupado por el medio ambiente y el ecosistema que los cazadores, que son quienes quieren y disfrutan a diario del campo. Ellos son los primeros cumplidores y respetan cuantas normas escritas hay", manifestó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios