Cabalgata de Reyes de Huelva

Cientos de niños se encuentran con Sus Majestades para entregarles sus cartas

  • El acto duró varias horas y los pequeños y familiares hicieron una cola que llenaba buena parte de la Gran Vía

Sus Majestades en una tarina habilitada en la Plaza de la Constitución. Sus Majestades en una tarina habilitada en la Plaza de la Constitución.

Sus Majestades en una tarina habilitada en la Plaza de la Constitución. / Domínguez (Huelva)

No es tan masivo como lo que se vivirá esta tarde, pero es un prólogo más que evidente de lo que Huelva se va a disponer a vivir a partir de las 16:00. La tarde de ayer fue para los Reyes Magos que ya son los auténticos señores de la ciudad y prueba de ello, lo dieron este sábado en pleno centro de la capital.Cientos y cientos fueron los niños que se dieron cita en la Plaza de la Constitución para saludar a Sus Majestades y entregarles sus cartas. El poder de convocatoria de los Magos es innegable. El acto daba comienzo a las 16:30 pero mucho antes ya había familias haciendo cola porque la espera para poder acceder a Melchor, Gaspar o Baltasar era como mínimo de una hora. La recepción de las cartas se extendería hasta ya entrada la noche.

La fila de pequeños, acompañados por sus padres y abuelos, era tal que rebasaba el Hotel Tartessos. La Gran Vía se había convertido en algo así como una gran manifestación infantil en la que los coches fueron sustituidos por los cochecitos. Como no podía ser de otra manera, el ambiente era magnífico. Las caras de ilusión de los niños se compaginaban con las de los padres un poco ya cansados después de tantas fiestas navideñas.Pero aun así, el poder de los Magos de Oriente es tan seductor que el mundo infantil onubense estaba allí un año más.

Para que la espera no se hiciera pesada, un grupo de amenizadores llevaban la alegría a todos los allí presentes, mientras que poco a poco la cola avanzaba. Cuando los pequeños ya llegaban a la Plaza de la Constitución, veían sus sueños hechos realidad. Allí mismo, delante del Ayuntamiento, tenían a los tres Magos que se trajeron de Oriente un eficaz sistema de organización que agilizaba la visita de los pequeños.De este modo, una vez terminada la fila, a cada niño se le hacía entrega de un diploma en el que figuraba su nombre, lo que sin duda alguna, ayudaba a Sus Majestades a dirigirse de una manera más personalizada a cada uno de los pequeños.

Posteriormente subían por una rampa que les daba acceso a la tarima donde se encontraban los tres tronos. Allí les contaban a los Magos sus preferencias a la hora de recibir regalos y recibían por su parte, algunos sabios consejos de Sus Majestades tendiendo la certeza de que todos los niños de Huelva han sido superbuenos en este 2019. Hay que tener en cuenta, no obstante, que hay situaciones diferentes que Melchor, Gaspar y Baltasar deben afrontar. La primera de ellas es la de aquellos niños que por vez primera van a visitarlos.

Otros sin embargo, ya lo han hecho en ocasiones anteriores y es como una cita anual en la que los pequeños no quieren desaprovechar el poder saludar a tan ilustres visitantes que vienen de tierras tan lejanas. Todos lo hacen con enorme ilusión aunque a algunos se les nota que la puesta en escena les imponen. Tal es así que algunas suben a la tarima solitos y muy decididos. Otros lo hacen acompañados de hermanos, primos o incluso padres. Como los niños que esperaban eran muchos y los Reyes no querían que cogieran frío, iban recibiendo a los pequeños conforme cada Mago iba quedando disponible.

De este modo, los niños estaban unos pocos minutos con el Rey que les correspondía, bajando con caramelos en la mano mientras que los padres, desde abajo, dejaban inmortalizado el momento con sus cámaras. Así todo el mundo tuvo la oportunidad de compartir unos momentos inolvidables que, a juzgar por las caritas, han quedado grabados en la ilusión más inocente que se puede encontrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios