Huelva

Los bomberos, al límite de "agotar la paciencia" tras 50 días de acampada

  • Personal de todos los parques se reúne mañana para hacer balance de la protesta en la Plaza de las Monjas · No descarta recrudecer las medidas de presión

Comentarios 4

Han cumplido ya 50 días (con sus noches) formando parte del día a día de la Plaza de las Monjas, donde decidieron acampar para reivindicar más personal y medios materiales para el Consorcio Provincial Contra Incendios y Salvamento, dependiente de la Diputación. El plante de los bomberos del Consorcio no ha logrado de momento arrancar una respuesta en positivo a los responsables políticos ni tampoco desbloquear la negociación, pero dan por cumplido uno de los principales objetivos. "La opinión pública de Huelva -subraya uno de sus portavoces, Francisco Javier Bernabé- conoce ya las condiciones en las que estamos trabajando y prestando servicio".

Después de meses de intentos de negociación frustrados, optaron por "una medida de presión pacífica" que, a estar alturas, no parece haber tenido los resultados esperados. "Estamos preparados para aguantar mucho, y lo seguiremos haciendo pese al pulso que mantiene la Diputación", un pulso que no se explican ya que, señaló, "en cualquier conflicto laboral se negocia y se pone fin, algo que aquí no está ocurriendo".

Desde que iniciaron las protestas, los representantes de los trabajadores y delegados de CSI-CSIF, UGT y CCOO se han reunido en contadas ocasiones con miembros del equipo del PSOE y responsables políticos del Consorcio y la condición para sentarse a negociar ha sido siempre la misma: el abandono de la acampada. Pero, aún antes de esta medida, las conversaciones ya se habían torcido.

Los bomberos dicen tener la paciencia "al límite, a un paso del agotamiento" y no descartan llevar a cabo otro tipo de acciones. "Después de lo que estamos pasando, cualquier otra medida que decidamos está más que justificada". De hecho, mañana viernes, efectivos de la totalidad de los parques existentes en la provincia mantendrán una reunión para determinar en qué medida y cómo amplían el calendario de movilizaciones.

A excepción de Ayamonte y Almonte, los parques tienen dos efectivos por guardia y, en muchos casos, están deficitarios de material para trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios