Huelva

La marea blanca llena Huelva en demanda de una sanidad digna

  • La Plataforma reclama que la onubense "deje de ser la última provincia andaluza en recursos"

  • La Junta respeta la marcha pero rechaza el mensaje catastrofista

La manifestación a su llegada a la Plaza de las Monjas de la capital. La manifestación a su llegada a la Plaza de las Monjas de la capital.

La manifestación a su llegada a la Plaza de las Monjas de la capital. / reportaje gráfico: josué correa

Los índices de participación apuntan a una de las mayores manifestaciones ciudadanas de Huelva registradas en la capital de la provincia. Bajo el lema 'Huelva, por una sanidad digna' miles de personas llegadas de toda la provincia (15.000 según la organización, 12.000 según la Policía Nacional y 4.000 según la Policía Local) recorrieron las calles capitalinas en una marcha tan solo superada en número de participantes por la del 3 de marzo de 1988 reinvindicando la Universidad para Huelva. A las doces del mediodía una masa humana echaba a andar contra la fusión de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena y los recortes sanitarios.

La marcha se inició en la rotonda de los bomberos y concluyó en la Plaza de las Monjas donde la portavoz de la plataforma que convocó la marcha, Paloma Hergueta, leyó y manifiesto.

Con pancartas, bocinas y silbatos miles de onubenses mostraron su rechazado al actual modelo sanitario y a la reorganización emprendida por el Servicio Andaluza de Salud (SAS).

Antes de iniciarse la marcha, Hergueta explicó que la convocatoria se ha producido para "demostrar que Huelva quiere una sanidad digna como el resto de los andaluces y de los españoles, dejar de ser la Cenicienta y la última provincia en recursos humanos y materiales".

Según Hergueta la fusión de los hospitales ha sido el detonante pero Huelva tiene más problemas, de ahí que reclamen "una primaria de calidad, un número de médicos de familia suficiente para atender a todos los pacientes, y personal de enfermería y del resto de las categorías profesionales para acabar con las listas de espera, que son las más largas de toda Andalucía".

La impulsora de la plataforma aludió al número de participantes en la convocatoria para negar que sea un movimiento de tintes políticos. La manifestación estuvo encabezada sin siglas políticas, porque así lo solicitaron expresamente, ya que consideran que se trata de un problema de todos los onubenses. Por ello pusieron especial interés en que nadie acudiese a la cita portando cualquier signo que los relacionase ni con una formación política, social o sindical.

La plataforma considera que como está planteada la fusión de los hospitales, ésta mermaría la atención a los usuarios, con un recorte encubierto de medios y personal".

Hergueta calificó la manifestación como "espectacular" y aseguró que si no hay respuesta de la administración competente, "se prepararán más manifestaciones y marchas como la de este domingo" para las que augura "mayor apoyo ciudadano".

Sin consignas políticas ni sindicales, con globos blancos como símbolos visibles, además de numerosas pancartas reivindicativas, los participantes recorrieron la calle San Sebastián, Pablo Rada y Tres de Agosto hasta llegar a la céntrica plaza de la capital.

El recorrido duró alrededor de una hora y media, mientras se lanzaban distintas proclamas como "dos hospitales al completo", "escucha León no a la fusión", "dos hospitales y un maternal", "por la dignidad de nuestra sanidad" o "Susana se siente Huelva está presente", entre otras.

En la manifestación participaron colectivos y profesionales sanitario, asociaciones, partidos políticos y ciudadanos de las capital y de localidad vecinas. Entre las formaciones políticas lo hicieron miembros del PP (la secretaria andaluza y senadora, Loles López y el presidente provincial, Manuel Andrés González), de IU (el coordinador regional, Antonio Maíllo, y el provincial, Pedro Jiménez) y el portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Huelva, Jesús Amador.

Estas tres formación habían confirmado su participación en la manifestación, a la que también acudieron otras y miembros de Ciudadanos a título personal.

Para EQUO la multitudinaria asistencia de ciudadanos y organizaciones, sin banderas ni siglas pero unidos por una misma causa, supone un auténtico "éxito colectivo" y una llamada de atención al Gobierno andaluz, "que no va a poder seguir obviando el grito de la ciudadanía contra sus recortes en materia sanitaria".

La comitiva alcanzó la Plaza de las Monjas alrededor de las 14:00 al grito de "por una sanidad de calidad" y coreando "¡Gabi dónde estás?", en alusión al alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz (PSOE), que no acudió a la manifestación.

La Consejería de Salud del Gobierno andaluz expresó ayer su "absoluto respeto a las reivindicaciones ciudadanas y profesionales" expresadas en la manifestación de Huelva, pero "rechazó con rotundidad el mensaje catastrofista que algunos colectivos y partidos políticos están lanzando, especialmente el PP y Podemos, que van de la mano en este propósito, en un intento de desprestigiar la sanidad pública y favorecer el negocio de la sanidad privada".

La consejería indicó que en Huelva se ha abierto una nueva etapa de diálogo para asegurar que la organización hospitalaria en la que se lleva trabajando más de tres años de la mano de los profesionales sanitarios, represente verdaderamente un aumento de la calidad de la asistencia y sirva para aumentar prestaciones, incorporar nuevos servicios y ofrecer una mejor cobertura a la población, evitando derivaciones y traslados de pacientes a otros hospitales fuera de la provincia.

Según Salud, se han incorporado a la cartera de servicios del Complejo Hospitalario cirugía maxilofacial, reproducción asistida, braquiterapia y nuevos abordajes de Neurocirugía, entre otros. En cuanto a infraestructuras sanitarias, se han abierto en el último año dos nuevos centros de salud en la provincia, en Escacena y Cumbres Mayores y se está a la espera de abrir el Chare de la Costa, en Lepe.

Sin consignas Con globos blancos como símbolos y pancartas reivindicativas la marcha se desarrolló sin claves políticas ni sindicales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios