Huelva

Las autoescuelas se movilizan por los efectos del colapso en los exámenes

  • El sector denuncia la pérdida de clases y alumnos este verano por retrasos que afectan a 700 personas en la provincia

  • A la huelga de examinadores se suma su escasa plantilla en Huelva

Las autoescuelas dicen basta. Es el lema que llevó ayer a la movilización a los profesionales del sector. Basta, dicen, a los efectos de la huelga de examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT), que está provocando un retraso considerable en la realización de las pruebas prácticas que dan acceso al carné de conducir. Sólo en la provincia de Huelva, aseguran, la demora supera el mes, agravada en este caso por una plantilla que ya de por sí era muy escasa antes de que estallara el conflicto. En total, alrededor de 700 alumnos onubenses están afectados y, en consecuencia, las autoescuelas, que han visto cómo el número de clases y de alumnos disminuye en plena temporada alta para su negocio. Reclaman al Gobierno que solucione el conflicto de los examinadores con la DGT para que se desbloquee la situación.

En la manifestación de ayer fueron más de un centenar los vehículos que pasearon por las calles de Huelva en una ruidosa caravana desde primeras horas de la mañana. El propósito no era otro que alertar sobre si situación a la ciudadanía. No quieren que parezca que se están "beneficiando" del conflicto que mantienen los examinadores. Muy al contrario: denuncian las pérdidas que están sufriendo en el sector, no cuantificables por el momento, pero evidentes por el sensible descenso de la actividad estos meses.

El presidente de la Asociación de Centros de Formación Vial y Autoescuelas (Acefovae) en Huelva, Francisco Gómez, asegura que son muchos los alumnos que suspenden las clases prácticas al saber que no podrán examinarse hasta septiembre. O los que las limitan y espacian en el tiempo, hasta pocos días antes del examen, "lo que redunda gravemente en la calidad de la enseñanza, porque el índice de suspensos ha aumentado en los últimos tiempos".

Aunque otro de los problemas detectados es la marcha de alumnos a otras provincias, en las que la espera no es tan grande como en Huelva: "Aprueban el teórico y se van a otro sitio a dar las clases prácticas y a examinarse, sabiendo que lo pueden hacer antes que aquí".

En condiciones normales, un vehículo de autoescuela cubría a diario entre doce y trece clases prácticas. "Ahora son muchas menos, bastante pocas. Incluso hay días en los que no se da ni una sola clase", alerta Gómez.

En la provincia de Huelva, explica Francisco Gómez, sólo hay cuatro examinadores actualmente, cuando el número considerado necesario para atender la demanda existente estaría entre ocho y diez. Los cuatro en activo, además, secundan la huelga nacional durante tres días a la semana, de lunes a miércoles, que provoca retrasos en los exámenes en toda España, especialmente acentuados en la provincia onubense por la demora previa existente.

"En una de las últimas reuniones que tuvimos con la DGT nos dijeron que había unos 700 alumnos a la espera de examen en Huelva, pero esto va a más". Si el Gobierno no da una solución rápida a los examinadores, apunta Francisco Gómez, la situación se agravará en septiembre, cuando la huelga de éstos sea total e indefinida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios