Iniciativa para personas con autismo

Una hora especial para los valientes en las Fiestas Colombinas

  • La zona de atracciones del Recinto Colombino permanece sin música durante una hora para las personas con autismo

Los más pequeños disfrutan de las atracciones en el Recinto Colombino. Los más pequeños disfrutan de las atracciones en el Recinto Colombino.

Los más pequeños disfrutan de las atracciones en el Recinto Colombino. / Josué Correa (Huelva)

No es necesaria la música o el ruido para disfrutar de buenos momentos. A veces, el silencio dice mucho más que los cientos de sonidos que podemos escuchar durante el desarrollo de las fiestas. Mientras muchas personas ven necesarias estas melodías, las personas que padecen trastorno del espectro autista, más conocido como TEA, pueden desarrollar numerosos problemas a causa del alto volumen en los espacios públicos.

Para facilitar su presencia en las Fiestas Colombinas de Huelva y promover su participación en las mismas, el Ayuntamiento de Huelva ha desarrollado una iniciativa que ya en los primeros días ha contado con una gran acogida por parte de todos. Así, el Recinto Colombino, especialmente la zona de las atracciones, permanecerá en silencio desde las 21:00 a las 22:00. De esta forma, los más pequeños y también los mayores podrán montarse en los distintos ‘cacharritos’ y pasarlo bien sin ningún tipo de inconveniente.

Actualmente, se desconoce el porcentaje real de personas autistas en España, sin embargo, desde las distintas instituciones se trabaja ya para contabilizar la población que padece esta enfermedad incurable. El trastorno se muestra especialmente en el aspecto social y en el lenguaje, donde varían desde los problemas leves a aquellos más severos y que impiden el habla. Con respecto a los sonidos, estas personas no son sordas, sino que no los reconocen bien e incluso pueden resultarles insoportable independientemente del volumen.

Precisamente en favor de estas personas trabaja la Asociación Ánsares en Huelva, que cuenta con un total de 150 usuarios entre la propia ciudad y la costa, ya que actualmente no llegan a la zona del Andévalo. Esta iniciativa es para uno de sus trabajadores sociales, Pablo Camacho, “muy positiva porque lo que buscamos es la concienciación hacia el resto de la ciudadanía de las necesidades que tienen nuestros usuarios. Es un buen comienzo y agradecemos que se haga pero siempre podemos pedir más porque algunas familias nos han solicitado que se realice durante más tiempo en estos días o que se amplíe el tramo horario porque consideran que es demasiado temprano”.

Camacho considera que “este es un inicio de lo que venimos pidiendo en los últimos años para empezar a trabajar y ojalá que a partir de ahí sigamos visibilizando las necesidades de estas personas y la complejidad que resulta el tema del sonido. Como un primer paso estamos muy contentos y ya en los primeros días hemos notado la gran aceptación por parte de los miembros de nuestra entidad”.

Además de las actividades que realizan durante todo el año en su sede, Ánsares también cuenta con otras de carácter extraescolar e incluso campamentos de verano. En ellos, hay un monitor para cada uno de los niños que participan y que necesitan atención en todo momento, además de los profesionales que se encargan de la programación. Esta labor es realizada por expertos pero también por los propios padres, quienes sienten la alegría propia de sus hijos en estas fechas. El hecho de acceder al Recinto Colombino sin ruido y sin complicaciones es para los pequeños todo un estímulo, ya que se sienten plenamente integrados en una sociedad que aún debe trabajar en favor de ellos.

Así, las Fiestas Colombinas de Huelva demuestran ser un entorno saludable, en el que hay espacio para todo tipo de personas y donde el espectro autista se queda en casa. Porque nada, ni nadie, frena a unos valientes que disfrutan de las atracciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios