Huelva

El aumento de guardias docentes resta horas de atención a los alumnos

  • La junta de personal lamenta que haya centros que no aprovechen la rebaja de horas lectivas

Entrada al Instituto Fuentepiña. Entrada al Instituto Fuentepiña.

Entrada al Instituto Fuentepiña. / josué correa

Algunos de los institutos y colegios de la provincia se han encontrado en este curso 2018/19 con una ingrata novedad. Se trata de un incremento del número de horas de guardias, que han subido de 3 a 5.

Este punto ha sido tratado en la reciente reunión que la junta de personal docente ha mantenido con el delegado territorial de Educación, Vicente Zarza, en la que los representantes de los docentes de la provincia le presentan la valoración que realizan del inicio del curso.

La carga burocrática también se ha incrementado en este curso

Según explicó José Maeso, uno de los integrantes de la junta de personal en representación del sindicato Ustea, varios centros han asignado dos horas más de guardias a los docentes, lo que supone un detrimento en la atención que se puede prestar a los alumnos o sus familias.

La situación se ha originado a raíz de la decisión de la Junta de Andalucía de reducir las horas lectivas de 20 a 18 y acabar de este modo con la ampliación que implantó el Gobierno central. La decisión, que ha sido aplaudida por el colectivo docente, ya que entre otras cosas ha provocado la ampliación de las plantillas, ha tenido un efecto adverso. Maeso añadió que por desconocimiento o con intención, algunos directores han optado por que esas dos horas menos que tienen los docentes lectivas sean añadidas a las que realizan de guardias, que pasan así de 3 a 5. Aquí es donde ha surgido el problema, ya que los docentes tienen un cómputo semanal de 25 horas de las que, como ya se ha indicado, 18 son lectivas y otras 3 para las citadas guardias. Quedan aún 4 horas por cubrir que se dedican a a la atención a alumnos, padres y formalizar todo el papeleo burocrático que los docentes han de realizar. Si de ellas se eliminan dos para añadirlas a las guardias, tan solo quedan otras dos para toda esa actividad de atención, un tiempo que la junta de personal docente considera escaso.

Otro de los puntos debatidos en la reunión con el delegado fue precisamente el aumento de los trámites burocráticos que han de cumplir los docentes. Se trata de un programa que este año ha puesto en marcha la Consejería de Educación y que tiene como objetivo el seguimiento de los alumnos que realizan o están a punto de caer en el absentismo. La objeción de la junta de personal apunta a las deficiencias que encuentran a la hora de acceder al programa, ya que se encuentran con un sistema colapsado cuyo acceso es solo posible, en algunos casos, a altas horas de la noche.

Junto a estas novedades, hay otros asuntos que la junta sigue denunciando curso tras curso. Ese es el caso de los cáculos que se realizan cuando se cuenta con profesores de más de 55 años que tienen el derecho de una reducción de la jornada lectiva. Sin embargo, esta circunstancia no supone un incremento de plantilla, ya que Educación lleva a cabo un cálculo global de las horas lectivas que se cubren por cada centro, de manera que en muchos casos se cumple el mínimo lectivo requerido y no se cubren las horas que ya no realizan los compañeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios