Huelva

La falta de angioplastia para abordar un infarto llega al Defensor del Pueblo

  • La Unidad de Hemodinámica deja de funcionar a las 16:00 y la opción es la fibrinólisis

Sanitarios del 061 en plena actividad. Sanitarios del 061 en plena actividad.

Sanitarios del 061 en plena actividad. / h. información

Un profesional sanitario ha remitido al Defensor del Pueblo Andaluz (DPA) una queja sobre la situación de la Unidad de Hemodinámica en Huelva y la atención a los pacientes del infarto agudo de miocardio. La iniciativa ha partido de un enfermero del 061, si bien está abierta a toda la ciudadanía que quiera remitir a esa institución sus reclamaciones o ponga en marcha otro tipo de iniciativas, según señaló el propio sanitario.

Este profesional, que no quiso identificarse públicamente por entender que lo importante es lo que se pide y no quién lo hace, señaló que a partir de las 16:00 la sanidad pública -sí la privada- no ofrece en Huelva la angioplastia y el recurso a disposición es la fibrinólisis, que consiste en un fármaco que se introduce en vena.

No significa que con la angioplastia esté todo ganado, ya que son momentos críticos en la salud de una persona, ni tampoco es cierto que la fibrinólisis sea ineficaz, aunque "estamos ante una patología tiempodependiente que requiere la mejor atención en el espacio menor de tiempo".

Peor aún lo tienen los pacientes que cuentan como referencia con el Infanta Elena, ya que la asistencia sanitaria primeramente los derivará a este hospital para posteriormente ser trasladados al Juan Ramón Jiménez. Más incongruente es la situación que tienen asignados los pacientes de zonas del Condado, "que están cerca del Virgen del Rocío de Sevilla, donde hay angioplastia las 24 horas, y son trasladados a Huelva".

La angioplastia primaria (PCI) consiste en llegar con un catéter, desde un acceso periférico (radial o femoral) hasta la arteria obstruida y quitar el tapón que impide el riego. La fibrinólisis, por su parte, consiste en la administración de una sustancia a través de una vía venosa para desobstruir químicamente el tapón.

El enfermero argumenta que "si el sistema sanitario público detecta que un paciente tiene esta patología y dispone de un hospital donde se le pueda aplicar PCI en menos de 120 minutos, ésta debería ser la vía elegida". Hay que recordar que el medicamento de la fibrinólisis, cuyo valor supera los 1.000 euros por dosis, es muy posible que le salve del infarto, pero tiene riesgo de sangrado importante o de un ictus. El riesgo es bajo, pero cuando se da suele ser de consecuencias terribles.

La Asociación Cardiaca Nuevo Camino para el Corazón Onubense (Ancco) ya se declaró en parecidos términos hace unos días en un escrito al delegado territorial de Sanidad, Rafael López, donde le instaba a "que en Huelva, al igual que ya disponen otras provincias como Sevilla, Málaga o Granada, la unidad de Hemodinámica cuente en su cartera de servicios con angioplastia primaria las 24 horas". Por otro lado, Ancco, con la colaboración de Gabitel Ingenieros, se encuentra en el último tramo para cumplir con una de sus aspiraciones para el presente ejercicio: poner a disposición de todos los cardíacos la pulsera QR Vida, que podrá ser leída por cualquier teléfono con un lector de códigos instalado. De esta forma se accederá rápidamente a una ficha personal en la que se encontrarán datos de especial interés para una pronta asistencia médica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios