Huelva

AFA Huelva pide que se dote de presupuesto el Plan Nacional de Alzhéimer 2019-2023

  • La presidenta de la asociación quiere que la Ley de Dependencia no se convierta en un “programa de subsidio”

María Teresa Flores y Rocío Muñoz en el Ayuntamiento de Huelva. María Teresa Flores y Rocío Muñoz en el Ayuntamiento de Huelva.

María Teresa Flores y Rocío Muñoz en el Ayuntamiento de Huelva. / H.I. (Huelva)

La Asociación de Personas con Alzhéimer y otras Demencias de Huelva y Provincia pide que se dote de presupuesto el Plan Nacional de Alzhéimer 2019-2023, aprobado el pasado mes de octubre y consensuado con las comunidades autónomas. La presidenta de la asociación onubense, Rocío Muñoz, señaló que este plan “no debe ser una estrategia política carente de cuantía presupuestaria, ni dejarlo olvidado en una estantería del Ministerio o del Congreso de los Diputados como pasó con el Plan de Atención a los Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias 1999-2005”.

Subrayó, en la sala de prensa del Ayuntamiento de Huelva con motivo del Día Mundial del Alzhéimer, que la aprobación del Plan Nacional  supuso “un momento histórico” pero “está eclipsado por la falta de asignación presupuestaria”. Destacó que “a la inquietud por la falta de financiación se le ha sumado esta pandemia que ha causado una serie de efectos no deseados, casi nocivos, y que las medidas preventivas recogidas en el plan buscaban evitar”.

En Huelva y provincia hay unas 10.000 personas diagnosticadas de alzhéimer y otras demencias. Muñoz explicó que “el porcentaje se va duplicando a partir de los 65 años” y, según datos estimativos, en el caso de personas menores de 65 años se sitúa en un 9 ó 10%, “esto es la pandemia de la pandemia”.

Para Muñoz, “este plan recoge todo, desde la prevención hasta la atención y cuidado del familiar, está hecho de una manera multidisciplinar y se lleva trabajando en él desde hace más de cinco años”. Explicó que al no contar con cuantía presupuestaria “se quedó ahí parado, no sabemos si en los próximos Presupuestos se acordarán de nosotros o quedaremos al margen”.

La Asociación de Personas con Alzhéimer y otras Demencias de Huelva y Provincia exige “que la edad no sea un criterio de cribado para el acceso a la atención que precisen nuestros mayores. Los servicios sociales deben estar en coordinación con el Sistema Nacional de Salud, no deben establecerse niveles o categorías de atención que privilegien a unos colectivos, las residencias no deben ser estigmatizadas ni criminalizadas sino identificar las negligencias, es decir, que haya más vigilancia”.

Defendió que “la Ley de Dependencia no debe convertirse en un programa de subsidio sino en una ley que a través de su catálogo de recursos dé fiel cumplimiento al derecho de la persona que el texto reconoce”.

Manifestó que durante el confinamiento por el coronavirus el movimiento asociativo “ha estado en contacto con las familias cuidadoras, apoyándolas y atendiendo sus necesidades y hemos percibido un avance significativo en las personas diagnosticadas y en el estrés y desesperación de sus cuidadores”.

Recalcó que “al mismo tiempo las AFAs o ONG estamos sufriendo la crisis más nociva que jamás nos hemos encontrado: cierre de centros, paralización de servicios, profesionales en situación de Ertes, eliminación de ingresos de los servicios, imposibilidad de justificación de algunas subvenciones... que pone de relieve la precariedad que se ha instalado en las asociaciones y que costará mucho remontar”.

En el caso del centro de Huelva, éste permaneció cerrado desde el 16 de marzo hasta mediados de junio. A principios de año contaba con 140 usuarios y han regresado a las instalaciones, una vez que se han reabierto, 100. Durante el confinamiento han recibido 1.900 llamadas de familiares solicitando ayuda e información y se ha ofrecido terapia online a los usuarios “que estaban en condición de realizarlas”.

La presidenta de AFA-Huelva comentó que “deben ser reconocidos los treinta años que se vienen ofreciendo a las familias formación y medios para mejorar su calidad de vida y la de sus familiares afectados”. Muñoz pide a las autoridades de Huelva y provincia “que reflexionen si verdaderamente les importan los ciudadanos independientemente de la edad y de las patologías que tengan. AFA-Huelva seguirá luchado por los derechos y dignidad de los enfermos de alzhéimer y otras demencias y pedimos a los gobernantes que sean partícipes de nuestra lucha y no olviden a los que olvidan”.

Con motivo del Día Mundial del Alzhéimer “damos a conocer a la sociedad las necesidades detectadas”. Indicó que este año, la población “más castigada”, como consecuencia del coronavirus, ha sido dentro del colectivo de mayores las personas con alzhéimer y otras demencias, a lo que une a sus familiares, con lo que a nivel nacional se cifra “en más de 4 millones de personas”.

El Ayuntamiento de Huelva se ha sumado un año más a la conmemoración del Día Mundial del Alzhéimer, que se celebra este año bajo el lema La dependencia fuera de la ley y se centra en la sensibilización social. La concejal de Participación Ciudadana y Deportes, María Teresa Flores, apuntó que “es muy importante apoyar a la Asociación de Personas con Alzhéimer y otras Demencias de Huelva en la conmemoración del Día Mundial del Alzhéimer”.

La concejal indicó que este año, con motivo del Covid-19, se han tenido que suprimir todo tipo de actividades “como medida de prevención”, pero que la jornada sigue manteniendo como eje la sensibilización ciudadana.

Explicó que la Administración local trabaja durante todo el año con la asociación a través de un convenio de colaboración que gira en torno a actividades de prevención y concienciación.

Flores recalcó que “esta asociación es una referencia en la ciudad, su labor y atención cercana permite ofrecer una mayor calidad de vida y esperanza a los enfermos de alzhéimer así como orientar a miles de personas sobre cómo afrontar esta enfermedad, prevenirla y tratarla, contribuyendo a aliviar la carga que soportan los familiares”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios