Huelva

El alcalde da "dos o tres semanas" a Fomento para arreglar el caos ferroviario

  • Gabriel Cruz viste su postura de "cautela" aunque admite que después de finalizar el plazo será contundente

  • La oposición en bloque aprovecha la celebración del Pleno para criticar la ausencia de resultados concretos

La ausencia de acuerdos concretos, de medidas a aplicar y de plazos para llevarlas a efecto de cara a solventar el caos ferroviario en la provincia de Huelva después de la reunión en el Ministerio de Fomento entre el secretario de Estado de Infraestructuras, Javier Izquierdo, con los representantes institucionales onubenses, Manuela Parralo, Pepe Fernández y Gabriel Cruz, junto con la coincidencia de la celebración del Pleno en el Consistorio onubense en la mañana de ayer eran -en coincidencia con las inclemencias meteorológicas del día- la tormenta perfecta para que se sucedieran las reacciones al mismo.

La más significativa fue la del propio alcalde de la capital, quien momentos antes de la reunión plenaria señaló que su postura era de "cautela", aunque expuso que "depende de si en pocas semanas hay voluntad de aportar soluciones", tal y como adelantó ayer Huelva Información. El plazo que el primer edil de Huelva da a los responsables de arbitrar soluciones que palíen el mal servicio es de "dos o tres semanas; si no vemos esa voluntad, llevaremos al Pleno una iniciativa sobre el Alvia y la Huelva-Zafra y redoblaremos esfuerzo y seremos más contundentes en nuestra reivindicación".

El equipo de gobierno recuerda que el PP no se reunió nunca con Renfe durante siete años

Cruz quiso poner de manifiesto que se trata de la "primera vez que representantes de Huelva se han sentado con Adif y Renfe para contrastar la realidad de ellos, con sus números y estadísticas, y la realidad que padecen los ciudadanos de Huelva, con servicios deficientes" y que plantean "la exigencia de que se mejore el servicio para hacerlo digno, sobre todo el Alvia y la Huelva-Zafra. Le hemos explicado que es la única conexión directa con Madrid. Pedimos un salto sustancial en la calidad de ambos servicios". Contrasta con ello la ausencia de reivindicaciones semejantes en el periodo del anterior Ejecutivo durante los siete años de su estancia en la Moncloa.

El siguiente paso, pone la pelota en el tejado del Ministerio y espera que le trasladen en ese plazo "los datos que tienen y en que a partir de ahí se elaborará un plan de acción". El alcalde sí fue contundente en señalar que "no pararemos en nuestro empeño. Estaremos vigilantes y exigiendo premura" y quiso recordar que "llevamos años con los problemas del Alvia, han pasado muchos gobiernos. Había que dar el paso, se ha dado. Y lo que ocurra dependerá de si se toman medidas".

Frente a un Pleno por entonces todavía huérfano de debates, los populares, en boca de su portavoz, Pilar Miranda, tiraron de obviedades al señalar que "esperaba más de la reunión. Ábalos se sube al tren y va de Cáceres a Madrid a ver cómo están los trenes de Extremadura, y el alcalde de Huelva va a Madrid y ni siquiera se reúne con el ministro y vuelve con las manos vacías".

Por su parte, al equipo de gobierno, en esta ocasión a través de su portavoz y concejal de Urbanismo, Manuel Gómez, le tocó el mal trago de defender el casi vacío con el que se saldó su encuentro en Madrid y precisó que "no nos sorprenden las críticas de la oposición y sobre todo del PP. Nos parece triste su postura, sobre todo porque ellos nunca se reunieron con Renfe y Adif. Ha sido una primera reunión. Le hemos dicho que la situación es inasumible y han tomado nota".

Frente a ellos, la coalición Izquierda Unida insistió en su propuesta de "mejorar las vías y de cercanía con Sevilla, con Zafra y una ruta por la costa. Apostamos por la velocidad alta, por soluciones para la Huelva-Sevilla, por encima de la Alta Velocidad", señaló la portavoz, Mónica Rossi. Más crítica fue su homóloga de Ciudadanos, María Martín, quien ha achacado que "a un mes de las autonómicas, es sólo para poner titulares en prensa y hacer creer a la ciudadanía que vendrá el AVE pronto. Y eso sería lo ideal, pero los onubenses ya estamos acostumbrados al engaño y sabemos que no es cierto".

Desde Mesa de la Ría, Rafael Gavilán destacó que confía en que se consiga "lo que queríamos. Esperemos que se logre desbloquear la situación. Ahora que gobierna el mismo partido en las instituciones, no hay excusa para que el Gobierno no atienda la petición de la provincia. Antes se ponía la excusa de la batalla política, pero ahora ya no hay impedimento". Mientras tanto, Jesús Amador, de Participa, expuso su propuesta de que "lo que hace falta es que haya un compromiso real con las infraestructuras que ya hay, cómo mejorar la conexión con Sevilla. Apostamos por que haya un compromiso real con las infraestructuras que existen".

Por último, el concejal no adscrito, Enrique Figueroa, reconoció que "no me creo las promesas, sino las realidades. O los onubenses nos espabilados o seguiremos a la cola. No se trata sólo de mejorar las vías, sino de cambiar los trenes y mejorar infraestructuras como la N-435, la presa de Alcolea o el Canal de Trigueros. Quedarnos en las vías es un paso atrás que Huelva no se puede permitir. Esperemos que no se quede todo en una reunión y que pasemos de promesas a realidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios