Huelva

Las agrupaciones de Huelva toman el centro de la ciudad

  • Pasacalles y actuaciones en la Plaza de las Monjas para iniciar la jornada

La comparsa El trovador durante su actuación en la Plaza de las Monjas. La comparsa El trovador durante su actuación en la Plaza de las Monjas.

La comparsa El trovador durante su actuación en la Plaza de las Monjas. / Josué Correa (Huelva)

Los carnavaleros tomaron el centro de la capital onubense. Tras el concurso del Carnaval Colombino en el Gran Teatro, las agrupaciones locales salieron a la calle para ofrecer en directo sus repertorios a los ciudadanos. El centro neurálgico de las actuaciones fue la Plaza de las Monjas, donde las coplas inundaron el ambiente y los disfraces llenaron de color la ciudad.

Aunque los ciudadanos estaban convocados a las doce de la mañana, las intervenciones no empezaron hasta la una menos diez de la tarde. Entre el público allí congregado había muchos niños disfrazados.

El primer grupo en subirse al escenario fue la comparsa El trovador, segundo premio, en su modalidad, del certamen de agrupaciones del Gran Teatro, en cuyo primer pasodoble pidió a Huelva que luche por todo aquello que es suyo, mientras que el segundo se lo dedicó a la mujer. Las letras son de Jesuli Perojil, que después de un paréntesis de siete años ha vuelto a participar en el Carnaval Colombino.

La murga ¡Qué choco llevo en lo alto!, por su parte, optó por realizar un pasacalles por las calles peatonales con paradas para cantar parte de su repertorio y deleitar así a los transeúntes, unos legionarios del Carnaval que portaron su peculiar cefalópodo.

Una a una las agrupaciones cantaron sus coplas al público, que le respondió con aplausos. Muchos de los asistentes no dudaron en grabar con su móviles algunas de las actuaciones.

En el apartado gastronómico no faltó en esta velada carnavalera la tradicional garbanzada. Se prepararon setenta kilos de garbanzos, sin contar los avíos, para unas 2.000 raciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios