Huelva

Las actividades sanitarias lideran el avance de los autónomos desde 2009

  • Los empredendores de la provincia crecen un 3,9% en los últimos nueve años

  • El sector de la agricultura suma 988 personas

Una mujer ordena los medicamentos de una farmacia. Una mujer ordena los medicamentos de una farmacia.

Una mujer ordena los medicamentos de una farmacia. / josé martínez

La capacidad de adaptación de los autónomos con el paso de los años en busca del emprendimiento rentable y fructífero ha supuesto numerosos cambios en el panorama onubense tras lo años fuertes de la crisis. En sectores como en la agricultura, las actividades sanitarias y las actividades profesionales científicas y técnicas, el registro de personas ha aumentado considerablemente. Según los datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), desde el mes de julio de 2009 hasta el mismo mes de este ejercicio, los emprendedores en actividades sanitarias han crecido un 77,7%, con 401 personas más; en agricultura, la línea se ha incrementado un 51,3% (988 personas), y en las actividades profesionales científicas y técnicas, el porcentaje de incremento en este periodo es de un 41,9%, con 512 autónomos más.

En la provincia de Huelva, el total de autónomos afiliados a la Seguridad Social ha crecido un 3,9% en los últimos nueve años. La cifra ha pasado de 26.581 personas a las 27.630 actuales.

La diferencia que hay entre la cantidad de hombres y mujeres apenas ha cambiado con el tiempo. En 2009 había 17.830 varones y 8.751 mujeres, mientras que en 2018 hay 18.076 hombres y 9.554 mujeres. Un poco menos del doble de diferencia, aunque sí que es verdad que hasta 803 féminas se han embarcado en proyectos personales durante este tiempo atrás.

La ATA informó que, a raíz de que los tiempos cambian, surgen nuevos nichos de mercado y son los autónomos "los que mejor se adaptan a las nuevas necesidades". En los llamados sectores tradicionales, o crecen en porcentajes mínimos o descienden. Lo registrado en la provincia de Huelva da buena prueba de ello en este aspecto, a excepción de la agricultura. De este modo, la construcción ha presentado un descenso del 32,8%, con hasta 1.214 autónomos menos; en la industria el registro ha descendido un 1,3%; y el sector transportes decrece en 133 personas desde 2009 hasta ahora.

A pesar de todos estos datos, los sectores en los que más autónomos se encuentran son el comercio (con 8.445 personas) y la hostelería (con 3.714). Ambos crecen pero de una manera más moderada.

"En un década hemos vivido unas de las peores crisis y una gran revolución. El mercado laboral ya no volverá a ser el mismo y lo demuestra que, aunque los sectores tradicionales siguen abarcando a la mayoría de las actividades de los autónomos, son los nuevos emprendedores los que demuestran con innovación, talento y tecnología que hay otros nichos de mercado a completar y otra forma de ganarse la vida", explica el presidente de la ATA, Lorenzo Amor, en relación a unos datos nacionales que se asemejan a los onubenses -en cuanto números positivos o negativos- a excepción de en la agricultura, en la que en España bajan los autónomos.

Con respecto a otros sectores, en la provincia han aumentado un 39,9% los autónomos que han escogido el campo de la información y comunicación, un 22,9% en las actividades financieras, un 42,9% en las actividades inmobiliarias, un 55,8% en la educación y un 25,1% en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento.

En el ámbito regional, Andalucía registra un 9,5% de autónomos más que en julio de 2009. Ha pasado de tener 480.887 emprendedores a los 526.503 de este año; es decir, 45.616 personas más se han embarcado a través de sus propios medios en la vida laboral. No todas la regiones cierran en positivo esta estadística. Por ejemplo, Castilla y León, Asturias, Cantabria o Euskadi han restado el número de sus autónomos. Melilla es la localización que más crece en porcentaje (54,3%) en los últimos nueve años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios