Sanidad

La actividad quirúrgica arrastra un aumento de usuarios en espera

  • El incremento de los pacientes que llevan más de un año pendientes de una operación es del 57%

Operación a un paciente de ictus en el Juan Ramón Jiménez. Operación a un paciente de ictus en el Juan Ramón Jiménez.

Operación a un paciente de ictus en el Juan Ramón Jiménez. / Correa (Huelva)

Las medidas tomadas por la actual Administración sanitaria no se han mostrado eficaces a la hora de abordar la sangrante situación de Huelva respecto a las listas de espera tanto en intervenciones quirúrgicas como en consultas externas. Los datos que se remiten a diciembre de 2019, indican que en el primero de los casos se registró un incremento del 10% del total del número de pacientes que se encuentran en listas de espera. El porcentaje crece de manera más que notable en el grupo de aquellos usuarios que se encuentran fuera de plazo de acuerdo a los decretos de garantía asistencial y que llevan más de 365 días esperando. En la provincia onubense el incremento de usuarios en esta situación aumentó en 6 meses, en nada menos que un 45%. Queda por saber, en el plano estadístico, qué repercusiones tendrán los aciagos meses de la pandemia. Las cosas no pintan nada bien cuando una de las decisiones tomadas por la Consejería de Salud de cara a la nueva normalidad, ha sido la supresión de los decretos de garantías de respuesta asistencial. Las primeras cifras oficiales que han trascendido es de un descenso del 23% en el número de operaciones.

En los datos ofrecidos por el propio Servicio Andaluz de Salud, contrastan las tendencias más positivas que se perciben en el conjunto de la comunidad autónoma, con la realidad onubense que presenta pocas posibilidades de optimismo, a fecha de fin de año.Respecto a las intervenciones quirúrgicas, el Juan Ramón Jiménez es el hospital que presenta mayor número de pacientes en listas de espera. Ese es un dato lógico dado que este centro es referencia provincial en muchas especialidades y suele aglutinar hasta el 50% de la actividad quirúrgica provincial.

De este modo, 2019 se cerró con 5.226 pacientes que contrastan con los 4.624 de seis meses antes. Esa tendencia creciente se ha confirmado en los otros dos centros hospitalarios: Infanta Elena y Riotinto aunque en porcentajes menos destacados que el Juan Ramón.Se puede decir sin reservas que el Juan Ramón es el culpable de manera especial, de ese elevadísimo incremento del número de usuarios que llevan esperando más de un año su operación. En este hospital, el aumento fue nada menos que del 57% en tan solo seis meses pasando de 418 en junio a 974 a final de año.

Los aumentos en los otros dos centros fueron definitivamente, mucho más ligeros. Pese a ello, hay una fuerte diferencia entre lo que se percibe a nivel andaluz y onubense ya que el global de Andalucía marca un descenso en este colectivo de pacientes, del 40,12%.Hay que tener en cuenta que la actividad quirúrgica adicional que se puso en marcha en abril de 2019 y que llevó por nombre plan de choque, tenía precisamente como objetivo, atajar las cifras de este colectivo de pacientes. Para esta estrategia se diseñaron las sesiones quirúrgicas vespertinas.

Respecto a la demora media, que representa la cifra promedio, de lo que debe esperar un paciente para ser intervenido, en el Juan Ramón es de 114 días, en el Infanta 100 y en Riotinto 154. Los datos también son peores que los de seis meses antes pues los usuarios han de esperar más. En el caso del Juan Ramón Jiménez esa espera se ha incrementado en un 29%, mucho más que en los otros dos centros. A nivel global provincial, la demora media para una intervención quirúrgica es de 117 días. El dato andaluz es de 159 días.Si echamos un vistazo a diciembre de 2018, que es cuando los nuevos gestores de la Sanidad andaluza asumieron su responsabilidad, nos encontramos con que había en la provincia 8.550 pacientes a la espera de una operación lo que supone que en el primer semestre se estuvo consiguiendo el descenso pues en junio se llegó con 8.053. Seis meses después se dio el salto hacia arriba alcanzando los 9.029.

Asimismo, en el primer semestre de 2019 hubo un notable descenso en la cifra de aquellos pacientes que estaban fuera de plazo con una bajada de nada menos que del 17% lo que por desgracia, se modificó.Los datos ofrecidos por el SAS incluyen los 20 procedimientos más habituales de intervenciones quirúrgicas. La más frecuente es la de cataratas que sin embargo, tiene una demora media de 64 días. La segunda intervención más habitual es la que en términos profesionales se conoce como artoplastia de rodilla o prótesis de rodilla, cuenta con 381 pacientes aunque su situación nada tiene que ver con las cataratas ya que la demora media sube hasta 159 días. En el tercer lugar están las escisiones de lesiones cutáneas con 303 pacientes en lista de espera y una demora media de 74 días.

La intervención de las que hay que esperar más es la de prótesis de rodilla con 159 días de demora media y casi con la mitad de los pacientes que están en la lista de espera, con una tardanza de más de un año. La que más es la artroscopia con 174 días aunque con un volumen de pacientes muy inferior a otras intervenciones como puede ser el caso de la propia prótesis de rodilla.

Entrada a Consultas Externas del Juan Ramón Jiménez. Entrada a Consultas Externas del Juan Ramón Jiménez.

Entrada a Consultas Externas del Juan Ramón Jiménez. / Correa (Huelva)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios