Congreso

Vox insta al Gobierno central a solucionar "la lamentable situación" de los funcionarios de prisiones

  • Fernández Ríos pide en el Congreso que se publique un nuevo protocolo de actuación frente a la violencia que defienda la integridad de estos trabajadores y que se cubra "urgentemente" los 50 efectivos en que se ha reducido la plantilla

Centro Penitenciario de Huelva. Centro Penitenciario de Huelva.

Centro Penitenciario de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

El diputado de Vox por la provincia de Huelva, Tomás Fernández Ríos, ha pedido al Gobierno que tome medidas para encontrar una solución a la "penosa" situación en la que tienen que realizar su trabajo diario los funcionarios de prisiones del Centro Penitenciario de Huelva.

A través de dos preguntas, el congresista pide al Gobierno, por un lado, que publique un nuevo protocolo de actuación frente a la violencia “que realmente defienda la integridad de nuestros funcionarios de prisiones”; y por otro, que “cubra urgentemente los 50 efectivos en que se ha reducido la plantilla” del centro de Huelva y que serían absolutamente necesarios para intentar garantizar una mínima seguridad en su normal funcionamiento.

“A diferencia de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, los de prisiones son el único cuerpo de funcionarios del Ministerio del Interior dedicados a la seguridad cuya función no es visible para la mayoría de la ciudadanía. De ahí la desidia y el abandono con que históricamente han sido tratados por los gestores ministeriales”, valora Fernández Ríos.

Además, el diputado explica que ésta no es la primera iniciativa que sobre este colectivo presenta su formación en el Congreso, ya que “apoyar y defender a estos trabajadores no es solo una antigua reivindicación de Vox Huelva, sino de todo nuestro partido”.

Por ese motivo, el secretario general, Javier Ortega Smith, y la secretaria del Grupo Parlamentario en la Cámara Baja, Macarena Olona, han presentado en el Congreso una Proposición No de Ley para mejorar las condiciones laborales de este colectivo, que cuenta con 23.000 trabajadores en toda España.

Algunas de las reivindicaciones contempladas por Vox en esa iniciativa son, en palabras de Fernández Ríos, el reconocimiento de su condición como agentes de la autoridad, el fin del continuo descenso del número de funcionarios y solucionar la indefensión material y, sobre todo legal, con la que se enfrentan estos funcionarios a su trabajo diario.

No en vano, la indefensión de estos trabajadores, en un ambiente tan complicado como son las prisiones, llega a tales extremos que “un incidente como el ocurrido en el Centro Penitenciario de Huelva el pasado 29 de enero, cuando un recluso, sin mediar palabra, atacó a los funcionarios de servicio en ese momento en el comedor, arrojándoles bandejas de metal y posteriormente con un pincho carcelario, ni siquiera sería definido como ‘agresión’ según el actual protocolo de actuación frente a la violencia de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias por el que están obligados a regirse todos los funcionarios, lo que es un absoluto dislate”, denuncia el diputado de Vox por la provincia onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios