Pórtico de Semana Santa Vía Crucis en el interior del templo con el Cristo del Amor

  • La imagen del titular de la Hermandad de la Sagrada Cena de Huelva, que luce las restauradas potencias, preside el acto delante del altar en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús

Un momento del Vía Crucis en el interior del templo.

Un momento del Vía Crucis en el interior del templo. / Josué Correa (Huelva)

El Vía Crucis parroquial del Sagrado Corazón de Jesús se llevó a cabo en el interior del templo ante la prohibición de realizar cualquier tipo de acto religioso en la vía pública, un culto que estuvo marcado por las medidas sanitarias y de seguridad establecidas para evitar la extensión del coronavirus, entre ellas el aforo limitado, aunque también pudo seguirse en directo a través del facebook de la Hermandad de la Sagrada Cena.

La imagen del titular de la Hermandad de la Sagrada Cena, el Cristo del Amor, presidió en esta ocasión el Vía Crucis. Lo hizo sobre una peana colocada delante del altar, exornada con un centro de flores. El Cristo del Amor tendría que haberlo presidido en 2019 pero al conmemorarse ese año el setenta y cinco aniversario de la fundación de la Hermandad de las Tres Caídas se optó por el titular de esta cofradía, Nuestro Padre Jesús de las Penas.

El pasado año, con el confinamiento decretado por la Covid-19, se suspendieron todos los actos y no se pudo celebrar y hubo que esperar hasta 2021 para poder hacer el Vía Crucis, que se ha tenido que adaptar a las circunstancias actuales derivadas del coronavirus y hubo que cambiar de escenario, pasando de las calles de la feligresía al interior de la parroquia.

La imagen del titular de la Sagrada Cena lució las restauradas potencias. Realizadas en plata sobredorada, éstas se encontraban un poco deterioradas y hubo que volverlas a sobredorar y se le colocó una nueva pedrería.

El Vía Crucis se inició en el templo una vez finalizada la misa diaria de las siete de la tarde, oficiada por el párroco Feliciano Fernández.

Dos faroles seguidos por la cruz de guía fueron marcando las distintas estaciones, con las correspondientes paradas en cada una de ellas y los consiguientes rezos. El vocal de culto de la Hermandad de la Sagrada Cena, Manuel Sánchez, fue el encargado de conducir el acto litúrgico.

Por su parte, el apartado musical corrió a cargo de la Coral de la Sagrada Cena, la agrupación intervino entre cada una de las distintas estaciones del Vía Crucis.

Entre los asistentes se encontraban representantes de las hermandades con sede canónica en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, La Victoria y Tres Caídas, así como la filial de Montemayor.

El hermano mayor de la Hermandad de la Sagrada Cena, José Ivars, señaló que “para nosotros tener al Señor tan cerca y poder verlo es una gran satisfacción”. Ivars recordó que el pasado año pudieron realizar el triduo y la función principal antes de que se decretara el confinamiento, e indicó que “este año se pueden hacer cosas con cuidado, calma y seguridad, a ver si somos capaces del año que viene estar en la calle”, a lo que añadió que “para nosotros es una gran alegría poder celebrar el Vía Crucis”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios