HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Huelva

Vecino de Isla Cristina pide ayuda desesperada tras quedar confinado por el coronavirus en México sin comida ni dinero

  • Juan Jesús Nieves se mudó al país mexicano en 2017

El vecino de Isla Cristina que está confinado en México. El vecino de Isla Cristina que está confinado en México.

El vecino de Isla Cristina que está confinado en México. / M.G. (México)

Juan Jesús Nieves de la Cruz (42 años), un vecino de Isla Cristina que reside en México por motivos laborales desde el año 2017, ha realizado un llamamiento "desesperado" y "urgente" a través de distintos grupos en redes sociales solicitando ayuda tras haberse quedado confinado en dicho país centroamericano sin trabajo, dinero y alimentos.

Según afirma, por las nuevas medidas que está adoptando México para hacer frente a la pandemia del coronavirus, ha perdido su empleo, está temiendo por su vida y vive un confinamiento sin comida ni recursos, aunque aclara que allí por el momento no es obligatorio, solo recomendable, permanecer en casa.

En un escrito señala que es licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, que vive en México desde el día 21 de julio del 2017 y que se fue a vivir a dicho país básicamente por dos cuestiones, "por amor y por oportunidades de trabajo".

Según prosigue, "aquí la vida difiere mucho de allí en muchos aspectos: las autoridades no hacen nada, la sanidad es privada, los sueldos son diarios, semanales y, con suerte quincenales. He trabajado quincenas por poco más de cien euros. Es pobreza pero tampoco vine buscando riqueza. Perdí mi trabajo como camarero hace una semana y alguna propina buena entraba".

Por otra parte afirma que donde vive el agua del grifo no es potable y que tiene que comprarla embotellada.

Asegura que tiene un enorme problema por no contar en España con apoyo familiar, por lo que "ando totalmente solo y en casa, aislado, llevo ya dos días sin comer nada y bebiendo agua, la necesaria, del grifo".

"Desesperado -concluye- solicito urgentemente ayuda a mis paisanos" porque "los españoles fuera de España también existimos, y los consulados y embajadas solo hacen por el momento oídos burocráticamente sordos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios