Huelva

Varias generaciones de la UHU reflexionan sobre la igualdad de género

  • El Aula de la Experiencia y el Grado de Educación Social comparten un taller sobre estereotipos y roles

Foto de familia tras la celebración del taller. Foto de familia tras la celebración del taller.

Foto de familia tras la celebración del taller. / M.G. (Huelva)

Los pasados días lunes y martes se celebraron en la Universidad de Huelva la quinta edición del Taller Intergeneracional por la Igualdad de Género entre el alumnado del Aula de la Experiencia y del Grado de Educación Social.

El taller estuvo organizado y coordinado por el profesor de ambas titulaciones universitarias de la Onubense, Antonio Daniel García Rojas. Dentro de la asignatura del Grado de Educación Social, Convivencia y prevención de la violencia de género, el alumnado elaboró un programa de intervención sobre género e igualdad para el alumnado del Aula de la Experiencia. El taller tenía como objetivo reflexionar sobre la socialización del género, así como sobre los estereotipos y los roles de género.

García Rojas comentó que es necesario tener claro la distinción fundamental que existe para las ciencias sociales entre sexo y género, debido a que, a menudo, se utilizan los dos términos indistintamente y, de forma errónea, como sinónimos. Así, con independencia del enfoque teórico que se adopte, existe un común acuerdo en que el sexo de las personas pertenece al ámbito de la biología y es fruto de las diferencias anatómicas, cromosómicas y hormonales entre mujeres y hombres, mientras que el género se construye “socialmente” y hace referencia a lo que se considera femenino o masculino, tratándose de una concepción susceptible de variar según el lugar y el momento.

Por ello, el sexo es innato y el género se construye a través de medios sociales, culturales y psicológicos; y hace referencia a la combinación entre las dimensiones masculinas y femeninas de los individuos, las cuales son independientes de su sexo biológico: hombre-mujer. A partir de aquí se atribuyen una serie de rasgos distintivos que tienen un carácter predictivo, los estereotipos de género, refiriéndose a las creencias consensuadas socialmente sobre las características y atributos asociados a cada sexo, haciendo una división en roles, conductas o formas de pensar. De ahí la importancia de la educación sexual desde edades tempranas.

Este tipo de actividades formativas son necesarias en la Universidad de Huelva, pues contribuyen a las creación de un clima de trabajo y de reflexión por la igualdad del alumnado de distintas generaciones y titulaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios