Huelva

Las VI Jornadas de Educación Sexual y Género de la Universidad de Huelva reúnen 'on line' a 370 participantes

  • El profesor doctor Antonio Daniel García organiza la primera webinar de la Onubense a través de Zoom 

VI Jornadas de Educación Sexual y Género en la Universidad de Huelva. VI Jornadas de Educación Sexual y Género en la Universidad de Huelva.

VI Jornadas de Educación Sexual y Género en la Universidad de Huelva. / M. G. (Huelva)

Las VI Jornadas de Educación Sexual y Género, organizadas por la Facultad de Educación, Psicología y Ciencias del Deporte de la Universidad de Huelva fueron inauguradas ayer por el director académico del Máster en Sexología y Educación Sexual de la UHU, el profesor doctor psicólogo y sexólogo Antonio Daniel García Rojas. El elevado número de asistentes, 370 entre profesionales y estudiantes de Educación Social, Psicología, Magisterio, Trabajo Social y Enfermería, obligaron a realizar por primera vez en la Onubense una webinar a través de Zoom, ante la obligación de un modelo virtual a causa de la situación sanitaria.

Para Antonio Daniel García, el objetivo de las jornadas es acercar al alumnado al concepto de sexualidad y género, un conocimiento esencial en sus futuras labores ya sean docentes, socioeducativas o asistenciales. Además, prosigue García, les ayudará a "entender que la sexualidad alude a una dimensión fundamental del ser humano, que se experiencia y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos".

La conferencia inaugural, Sexo, drogas y educación social, corrió a cargo del profesor de la Universidad de Cádiz Javier del Río Olvera. En ella, propuso los objetivos de entender las peculiaridades en el ámbito sexual de los pacientes de adicciones y conocer herramientas de trabajo en sexualidad y adicciones. Habló sobre la salud sexual, las drogas y su efecto en la sexualidad, cómo son los pacientes, las parejas además de explicar modos de evaluación y de intervención. También se trató como se enfrenta el terapeuta ante su propia sexualidad, todo a través de una metodología explicativa basada en conocimientos teóricos y en casos reales.

Por la tarde, el director del Instituto Andaluz de Sexología y Psicología, Francisco Cabello, pronunció la conferencia Deseo, sexualidad y erotofilia, sobre la erotofilia-erotofobia como la disposición aprendida a responder a estímulos sexuales a partir de una evaluación afectiva hecha en un continuo negativo (erotofobia) y positivo (erotofilia).

Desde que aparecieron los primeros estudios sobre erotofilia-erotofobia en 1988 (con predominio de erotofilia por parte de los hombres) hasta ahora, ha habido cambios en la tendencia. Según un estudio presentado  en la últimas Ciberjornadas de Investigación en Sexología de la UHU, un 24,49% de mujeres presentan altos niveles de erotofilia frente a un 21,99% de hombres. Por tanto, la supuesta alta erotofilia de los hombres frente a las mujeres camina hacia el terreno de los mitos.

Las jornadas terminan hoy con la conferencia Redes sociales: ciberbullying, sexting, grooming y ciberacoso sexual, de Antonio Daniel García. Partiendo de la premisa de la importancia de las redes sociales en la vida de los jóvenes, espacios abiertos en los que cuelgan información personal, fotografías personales, contactan con sus amistades, se convierten en una plataforma mucho más potente para un posible abuso. Pueden favorecer la intimidación y la amenaza más que el cara a cara y además operan las 24 horas del día.

Se abordará el concepto de sexting como la creación y el envío de fotos, vídeos o mensajes sexuales sobre uno mismo. Una clave que puede ser importante en la población joven es la posible ausencia de la percepción de riesgo del sexting, de algo insignificante sin consecuencias negativas.

También se abordará el concepto de grooming como aquellas prácticas on line de ciertos adultos para ganarse la confianza de un menor con fines de satisfacción sexual, una práctica íntimamente relacionada con la pornografía infantil, la pederastia y el abuso sexual.

El grooming puede tener importantes consecuencias para el ajuste psicosocial de las víctimas menores como depresión, ansiedad, revictimización futura e ideas e intentos de suicidio. De ahí la importancia de avanzar en la investigación y la intervención sobre estas problemáticas.

Antonio Daniel García insiste en la necesidad de la intervención socioeducativa y asistencial, “tenemos que tomar conciencia de la importancia de la sexualidad como dimensión humana, con la finalidad de conocernos/entendernos, conocer/entender a los demás, de poder expresarnos como somos, tal cual sentimos, para así encontrar el camino de la felicidad…”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios