Huelva

UGT reivindica la negociación colectiva contra la precariedad

  • El sindicato presenta el Plan Empleo 10 con 210 medidas a aplicar hasta el año 2021

Oskar Martín, Sebastián Donaire y Sonia Fernández, durante la presentación ayer del plan en Huelva. Oskar Martín, Sebastián Donaire y Sonia Fernández, durante la presentación ayer del plan en Huelva.

Oskar Martín, Sebastián Donaire y Sonia Fernández, durante la presentación ayer del plan en Huelva. / alberto domínguez

El sindicato UGT ha dado un golpe en la mesa en Andalucía con la presentación de un plan de empleo que pretende poner freno a la degradación del mercado laboral en las ocho provincias andaluzas y revertir la situación al amparo del crecimiento mostrado por la economía en los últimos tiempos. El documento, llamado Plan Empleo 10, se resume en un total de 210 medidas repartidas en cinco ejes, a aplicar entre 2018 y 2021, con una población objetivo de 4 millones de trabajadores en la comunidad, con especial incidencia en 1.750.000 de ellos, que constituyen el colectivo "con peores condiciones laborales".

Aunque todo pasa por la "condición sine qua non" que sería la derogación de las dos últimas reformas laborales y, posteriormente, en otro paso considerado clave, la recuperación de la negociación colectiva en España "como elemento fundamental para volver a reequilibrar las relaciones laborales en el mundo de la empresa".

El secretario de Formación y Empleo de UGT-A, Oskar Martín, presentó ayer en Huelva el Plan Empleo 10, con el que pretenden poner "la primera piedra de la columna que hay que construir para el nuevo modelo de mercado laboral". "Queremos que sea un documento flexible, dinámico, con el que el conjunto de los actores principales empiecen a construir una realidad laboral seria y de futuro".

Así se presenta desde un sindicato de clase que, aseguran, asume su responsabilidad en un contexto constitucional con la búsqueda del bien general, más allá de sus afiliados. "Tomamos la iniciativa y adoptamos el papel que no nos corresponde porque estamos viendo que el deterioro de las relaciones laborales llega a puntos alarmantes", explicó Martín.

Esta visión de la realidad actual la resumen en una serie de datos objetivos, tomados de fuentes oficiales, advierten, especialmente preocupantes en Andalucía. Entre otros, los 9 puntos por encima de la media estatal que tiene la tasa de desempleo regional, los 10 puntos más que registra el paro femenino en Andalucía respecto al total nacional, el 78% de hogares andaluces que tiene dificultades para llegar a fin de mes, el tercio de desempleados sin prestación ni ingresos de ningún tipo, o la mitad de los parados existentes, que son de larga duración.

"La conclusión de todo esto es bastante llamativa y preocupante: el 41% de la sociedad andaluza está en situación de pobreza y exclusión social", destacó Oskar Martín, que pone el foco en la reforma laboral: "Después de seis años, el 33% de los trabajadores está por debajo del salario mínimo interprofesional, el poder adquisitivo de los trabajadores ha perdido 7 puntos, los salarios han perdido 27.000 millones de euros y los accidentes laborales mortales crecieron un 57% en 2017". Es muestra, dijo, de que "las reformas laborales no han aportado más que precariedad y bajos salarios a nuestros trabajadores".

El Plan Empleo 10 llega así para abordar "temporalidad, parcialidad, salarios, negociación colectiva, salud laboral o prevención de riesgos, que son cuestiones principales dentro del mercado laboral y que existen en cualquier territorio y en cualquier empresa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios