Huelva

UGT, CCOO y CSIF se movilizan en Huelva para reclamar "más personal y recursos en la sanidad pública"

  • Los sindicatos hablan de "colapso" en la Atención Primaria y alertan de las "repercusiones" que esta situación está teniendo para los usuarios.

Protesta de UGT, CCOO y Csif en el centro de salud Adoratrices de Huelva. Protesta de UGT, CCOO y Csif en el centro de salud Adoratrices de Huelva.

Protesta de UGT, CCOO y Csif en el centro de salud Adoratrices de Huelva. / H.I.

Los sindicatos UGT, CCOO y CSIF se han concentrado en la mañana de hoy en la puerta del Centro de Salud Adoratrices de Huelva capital para exigir "diálogo social y acuerdos de futuro" que garanticen la mejora de la sanidad empezando con "una mayor inversión en el gasto sanitario respecto del PIB que en 2019 fue del 6,30% a fin de que se sitúe en el 7,2 % y de éste, el 25 % sea para la Atención Primaria".

El gasto per cápita en Andalucía, se sitúa en 1.231 euros frente a los 1.690 euros de media en España. Esto representa un déficit anual de gasto público en Andalucía para sanidad de 3.867 millones de euros que hay que "empezar a atajar de forma inmediata".

Según los sindicatos, dentro del personal "es mucho el déficit que existe" y los trabajadores y trabajadoras del SAS en nuestra provincia se encuentran "desbordados por la tremenda presión asistencial que se esta viviendo desde hace tiempo y ahora mucho más con la pandemia del covid.19".

El modelo asistencial impuesto por la Junta de Andalucía, en la atención primaria, "tiene que cambiar antes de que este afecte a tantos ciudadanos que se ven desprotegidos y abandonados a su suerte ante un sistema de asistencia telefónica y que muy probablemente se lleve por delante a muchas personas que van a ver agravadas sus patologías como ya está sucediendo".

Por tanto, es necesario que la Atención Primaria "como eslabón principal del sistema sanitario, vuelva a su esencia y se actúe contra la presión asistencial y la sobrecarga de trabajo ahora existente: para la atención al covid tiene que haber personal y medios suplementarios y suficientes, todo el personal de instituciones sanitarias tiene que sentirse seguro". Los sindicatos consideran que "el rastreo sólo debe hacerse por sanitarios en los casos del personal de riesgo, pues hay otros profesionales que pueden prestar un excelente servicio como rastreadores; tal es el caso de trabajadores sociales que conocen el entorno social, veterinarios que conocen de epidemiología, etc". Los recursos sanitarios que "disponemos han de quedarse en las tareas asistenciales y no pueden ser el grueso de las labores de rastreo. Y en Huelva el número de rastreadores tiene que aumentar junto con el número de pruebas que se hacen para detectar el virus".

"Hace falta más personal, y además que se sustituya a los trabajadores y trabajadoras de baja por el covid o por otras patologías para garantizar la continuidad asistencial", aseguran. "No vale el decir no hay profesionales, hay que preguntarse por qué no hay, por qué se van a otros sitios incluso fuera de España cuando se han formado aquí, y actuar: hace falta actuar y tomar decisiones. Nuestros residentes, especialistas que formamos en nuestra provincia, se van a otros lugares donde les facilitan mejores contratos y mejores condiciones laborales y económica".

Desde la FesP UGT Huelva se espera que en Huelva "no se quite a ni un solo profesional para llevarlos a otras provincias o regiones. Tampoco se esta de acuerdo con la movilidad funcional a la que también el gobierno ha abierto las puertas salvo en casos muy excepcionales: los profesionales de una especialidad no deben trabajar en otras que desconocen ya que lo que se conseguiría sería perder más calidad asistencial. Basta de ya de aumentar las listas de espera en tantas patologías y que tanto está perjudicando a la clase trabajadora con un aumento de tiempo para curarse y por tanto de bajas laborales con salarios reducidos y que por cierto tanto cuesta a las arcas de la Seguridad Social: luego nos dicen que no hay dinero para pensiones".

Desde CSIF se explica que “la pandemia ha hecho más visible y ha evidenciado las carencias existentes desde hace muchos años en el sistema público sanitario”. En estos meses, desde que se declaró la pandemia de la Covid-19, “los profesionales han luchado y siguen luchando con los pocos recursos que han tenido. Y, además, como en toda alarma sanitaria se han sufrido bajas de personal, sin que ello haya hecho recapacitar a las administraciones”.

En este sentido, la central sindical ha lamentado cómo “los diferentes gobiernos se dedican a echarse la pelota al tejado del otro y no dar una respuesta a los profesionales ni a la ciudadanía”.

Toda esta situación ha llevado a la central sindical," ante la pasividad de las administraciones, la falta de negociación y la situación que están sufriendo los profesionales de la sanidad, a salir a la calle para que se escuche la voz de los trabajadores”. Anuncian una próxima concentración para el próximo martes 20 de octubre. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios