Huelva

Tradición ancestral que inunda los sentidos

  • Hinojos celebra la procesión del Santísimo Sacramento tras ser declarada Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía

Tradición ancestral que inunda los sentidos Tradición ancestral  que inunda los sentidos

Tradición ancestral que inunda los sentidos

Perfume a campo, a juncia y romero, a eucalipto, perfume a flores y a incienso. Y vivos colores, verde, mucho verde, azul y ocre. Los colores y los olores se han unido, entre otros elementos, este fin de semana en Hinojos para celebrar por todo lo alto su Corpus Christi, en el año en que esta festividad ha sido declarada Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía. Ayer, que fue el día principal de las fiestas, salió en procesión el Santísimo Sacramento por unas calles que transportaron a vecinos y a visitantes a un lugar creado especialmente para el Corpus, donde las ramas de los árboles en las paredes y el esparcimiento de ramitas de romero por el suelo daban la apariencia de estar en un bello paraje natural. El intenso perfume de las plantas aromáticas creó una atmósfera que literalmente traía hasta el centro de Hinojos la máxima expresión de la naturaleza. Las puertas de las casas de los vecinos aparecían escondidas con bonitos arcos de flores y se alternaban con la presencia de los altares, que se disponían en las calles para recibir la custodia con el Santísimo Sacramento.

La jornada dominical comenzó a las diez de la mañana con la celebración de la santa misa en la parroquia de Santiago, que fue oficiada por el sacerdote Justino Espuela Muñoz y que contó con el acompañamiento musical de la Coral Santa María del Valle de la localidad. Antes y durante la misa llegaron hasta Hinojos muchos visitantes que no quisieron desaprovechar la oportunidad de ver las originales composiciones vegetales que cubrían las paredes de todo el casco urbano del municipio. Asimismo, el verde de los edificios se unía con el verde del romero del suelo, lo cual creaba un efecto visual único y de singular hermosura. Pasadas las once, la comitiva se dispuso a salir de la iglesia, rodeada de vecinos y turistas que querían ver e inmortalizar con su cámara o móvil una estampa única y efímera. Es el caso de un matrimonio sevillano, que acudió junto a un grupo de veinte amigos para presenciar la procesión y observar con detenimiento los adornos vegetales. Otros turistas vinieron de más lejos, como una pareja de franceses que hacían turismo por la zona de Huelva y Sevilla y acudieron expresamente hasta la localidad para deleitarse con las peculiaridades de esta fiesta.

Los primeros en salir de la parroquia fueron los niños, que vestidos con sus galas de la primera comunión, formaron una fila de entusiasmo y alegría al salir a acompañar a la custodia en este día. El Santísimo Sacramento fue cortejado por las calles del pueblo por todas las hermandades litúrgicas de la localidad además de por las autoridades municipales, encabezada por el alcalde, Miguel Ángel Curiel. Igualmente, acompañaron al alcalde representantes provinciales como el presidente de la Diputación Provincial, Ignacio Caraballo, y el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero. En esta ocasión se palpaban en el ambiente el orgullo y la satisfacción por la catalogación de la fiesta como Bien de Interés Cultural en la tipología de Actividad de Interés Etnológico.

Tras la recogida de la custodia y de toda la comitiva que la acompañaba, los hinojeros disfrutaron del almuerzo en las calles engalanadas, ya que otra de las características de esta celebración es la de contar con espacios de convivencia que se crean en torno a los enclaves de vegetación en el casco histórico del pueblo. Las reuniones de amigos, de vecinos y de los hermanos de cada congregación litúrgica aprovecharon gustosamente el día de ayer para disfrutar en torno a los platos típicos de la tierra. Además, se dispuso una barra de bar durante todas las fiestas que ha servido tapas típicas a precios populares. Otro elemento culinario ha sido la venta de dulces tradicionales, como rositas, agüelas, piñonates o pestiños, en las principales calles cubiertas con los adornos vegetales, por lo que a los perfumes de las plantas se unieron los aromas de los platos, que nadie quiso perderse. Entrada la tarde, los más pequeños pudieron disfrutar de una actuación infantil con un espectáculo de magia en la plaza de España.

Por otra parte, durante el fin de semana se han llevado a cabo distintas actividades, dentro de las fiestas populares de Hinojos, para celebrar esta fiesta que une tradiciones muy peculiares con elementos puramente eclesiásticos. El viernes por la noche tuvo lugar la actuación de la comparsa Los Prisioneros, que obtuvo el segundo premio en el carnaval de Cádiz, y el sábado el joven hinojero José Luis Pérez-Vera, cantaor flamenco del Ballet Flamenco de Andalucía, se subió al escenario y no dejó indiferente a nadie. Asimismo, la noche del sábado se dedicó a la juventud con la Fiesta Joven, que se celebró en el recinto hípico y que tuvo mucha aceptación.

La festividad del Corpus Christi en Hinojos cuenta con una tradición de siglos que desde el Ayuntamiento han documentado para dar a conocer con todo detalle las singularidades de la festividad. Al elemento puramente religioso se han unido manifestaciones culturales y tradicionales que han dejado patente la vinculación de los hinojeros con el medio ambiente circundante de gran valor. De esta forma, desde el viernes anterior a la procesión, los vecinos que viven en el casco urbano se aprestan a vestir las fachadas de sus casas con las ramas de eucaliptos y a decorar las puertas de sus viviendas con mucho esmero para colocar de la forma correcta las flores y plantas que forman los arcos de entrada a las casas. Desde el Consistorio fomentan esta singular tradición proveyendo de ramas y arbustos a los propios vecinos y para adornar los edificios municipales por los que pasa la procesión. Además de eucalipto y romero se ha potenciado el uso de las demás plantas tradicionales de la zona como la espinaca vinagrera, el arrayán, el mirto, la juncia, la enea, el tomillo, el palmito y el poleo, que por su poder aromático han contribuido enormemente a colmar los sentidos de todos los que han acudido a esta fiesta. El Corpus Christi en Hinojos es llamado también la Fiesta de los Sentidos, precisamente por esa puesta en valor del colorido y el perfume de la vegetación unidos a la degustación culinaria con platos tradicionales.

Fue el 25 de mayo cuando se anunció que el Corpus de Hinojos obtenía la catalogación BIC, lo cual produjo una enorme satisfacción entre los hinojeros y en el gobierno municipal, cuyos componentes iniciaron en 2014 los trámites para lograr esta merecida catalogación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios