Huelva

Santa Marta reclama la figura de la policía de proximidad

  • Los comerciantes piden que se urbanicen los exteriores del polideportivo Diego Lobato, se dote las instalaciones de una cafetería y se controle el acceso de vehículos

Comentarios 2

La barriada Santa Marta reclama la figura de la policía de proximidad. "Nos prometieron la Policía de Barrio y la comisaría pero no vemos nada", apunta María Dolores Rubio, de 'El desván de Lola'. Todos los comerciantes de la zona coinciden en que es prioritario mejorar la seguridad en la barriada. Denuncian que hay bandas de menores que se dedican a realizar "golferías", y que se están produciendo tirones de bolsos y roturas de escaparates.

Rosa Díaz, de 'Mercería Rosi, apunta que "hay poca vigilancia, se están produciendo muchos tirones de bolso, pasan por la acera montados en motos o en bicicletas y pegan el tirón". Diego Pérez, de 'Videoclub La Cinta', señala que a ciertas horas de la noche tienen que cerrar los establecimientos debido a la inseguridad.

Pérez comenta que a los dos días de comprar el local "tenía lotite en la cerradura". Asimismo, apunta que recientemente pasó por delante de su videoclub un grupo de menores "y arrojaron latas de refresco dentro, todo para hacer daño".

También algunos de los comerciantes han sido víctimas de robos en sus establecimientos, María Dolores Rubio, explica que "me han robado varias veces", al igual que Isa Gómez, de la panadería 'La Espiga', "el otro día nos robaron dos veces, son grupos de menores". Beatriz Ferrera, de la ferretería 'El Manitas', relata que hace unos días entró en su tienda un grupo de niños, de entre 7 y 8 años, le pidieron caramelos, "se llevaron un puñado y luego los tiraron en la calle".

Virginia Antas, de FYL, subraya que "es fundamental más control policial". Su establecimiento está en una calle peatonal, "y pasan las motos como si fuera una carretera. Tengo dos niños pequeños y estoy temblando, cualquier día cogen a un niño". Aparte, indica que hay grupos de adolescentes que se dedican a destrozar el mobiliario urbano. En este punto, denuncia que éste no se repone, "la mitad de las farolas no funciona".

No sólo las motos van a toda velocidad por las peatonales, los comerciantes alertan que en la calle Artesanos, una de las vías principales de la barriada, los vehículos circulan rebasando el límite permitido, "cogen la calle que da miedo, cualquier día pasa algo", asegura Rubio, que reconoce que se han colocado dos badenes, "pero al principio de la calle, y los esquivan los coches. Desde los badenes hasta el final de la calle hay carreras", apunta Beatriz Ferrera.

Otro de los problemas de la barriada es la falta de aparcamientos. Pérez recalca que la calle Artesanos "es complicada" desde el punto de vista de la circulación vial, "siempre hay accidentes". Argumenta que los vehículos aparcan en doble fila, lo que quita visibilidad al que va conduciendo "y ya se han producido varios atropellos".

No obstante, los comerciantes consideran que la falta de aparcamientos perjudica a sus negocios. Marcelina Gómez, del 'Mercadillo Santa Marta', destaca que "se multa demasiado y a lo mejor han dejado sus vehículos para entrar un momento al comercio". Gómez manifiesta que se deberían construir más aparcamientos, para ello es partidaria de que se aprovechen las zonas ajardinadas que hay en las aceras de la barriada, "que hagan una buena acera con sus aparcamientos".

Por otra parte, los comerciantes piden que se urbanicen los acceso del polideportivo municipal 'Diego Lobato'. Rosalía Parada, de 'Zapatitos El Sueño', critica que las instalaciones "están a medio terminar". Resalta que los exteriores deberían acondicionarse "con césped y bancos, para que los niños pudieran sentarse después de salir de natación". Comenta que cuando llueve "los niños se embarran", a lo que añade que el polideportivo "ni tiene cafetería". Recalca que ésta "atraería a la gente". Aparte, Antas pide un mayor control del acceso de vehículos a la zona, "es una calle peatonal y todo el que va a hacer deporte aparca junto al polideportivo y hay coches que hacen rallies".

En cuanto a la faceta comercial, Ferrera subraya que "hay un gran surtido de comercios para que la gente no tenga que salir fuera a comprar. Ana Álvarez, de 'Papelería Europa', apuesta incluso por un gran centro comercial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios