Huelva

Sánchez Rufo seguirá al frente de IU "mientras tenga la confianza y sea útil"

  • El líder de IU cree que puede aportar mucho para preparar las municipales y que abrir ahora el debate sobre su continuidad restaría fuerzas

El coordinador provincial de IU, Rafael Sánchez Rufo. El coordinador provincial de IU, Rafael Sánchez Rufo.

El coordinador provincial de IU, Rafael Sánchez Rufo. / Alberto Domínguez (Huelva)

"Yo quiero seguir. Creo que estoy en deuda con mi organización. He trabajado mucho porque he tenido el privilegio de que mis compañeros me han apoyado y ahora me debo a mi tarea diaria de intentar que esta organización salga de los procesos electorales que vienen de la mejor manera posible". De este modo, el coordinador provincial de IU dejó claro su deseo de seguir al frente de su partido.

Su anuncio llega después de que en la noche del 2-D comentase que abría un momento de reflexión política personal sobre su continuidad, una revelación que, ya en frío y a toro pasado, pudo ser equivocada, según sostiene, porque lo idóneo era hablar de Adelante Andalucía y de IU en lugar de marcar el debate sobre su persona, algo que tilda de "insignificante".

Sin embargo, tras el palo de las autonómicas (la coalición de izquierdas se situó como cuarta fuerza política de la provincia y obtuvo un solo diputado), Rafael Sánchez Rufo sí que ha abierto esa reflexión personal. Y lo ha hecho en dos sentidos.

Por un lado, se ha preguntado hasta cuándo considera que es útil y, por otro, se ha cuestionado sobre el nivel de apoyo que tiene en su organización. Porque, "cuando los resultados son malos", cree que uno debe poner su cargo a disposición de su organización, si bien esto es algo, según insiste, que se asume en la vida diaria.

"A mis compañeros les diré que estaré aquí hasta que ellos quieran y que si en la coordinadora provincial hay una mayoría de compañeros que entiende que debe haber un cambio, estoy dispuesto a asumir ese proceso de una manera natural", explica.

A la espera de que tenga lugar la reunión de la coordinadora, el dirigente no quiere abundar en más detalles, aunque sí insiste en que todo político debe tener claro que lo colectivo está antes que lo personal. Además, en su caso, no quiere llegar al final de su vida política en primera línea con la sensación de haberse aferrado al cargo "más tiempo del necesario para ser útil".

El coordinador provincial de IU considera que puede aportar mucho en un momento en el que hay que preparar las elecciones municipales, por lo que abrir ahora un debate de sustitución en la dirección provincial "restaría fuerzas", cuando lo que se debe hacer es "centrar todo el esfuerzo en el análisis de lo que ha pasado, en la redefinición –sin procede– de las estrategias, y en el abordaje de los comicios para tener el mayor número de alcaldías y concejales".

En este sentido, entiende que es útil, siempre dejando claro que hay un horizonte temporal concreto (mayo) y también de fin del ciclo político.

A pesar de su habitual prudencia frente a las encuestas, el líder de IU esperaba que AA lograse dos parlamentarios. Él era el número dos de la lista. Sin embargo, la confluencia estuvo lejos de cumplir las expectativas (perdió 5,2 puntos en la provincia).

No obstante, a pesar del varapalo, "sí estaba preparado para algo así, entre otras cosas porque "uno ha tenido cosas más importantes en la vida a las que enfrentarse".

Ahora, tras lo ocurrido en el 2-D y con la "preocupación" ante el horizonte político que se abre en Andalucía y que puede tener su expresión en el resto del país, toca "la recuperación y trabajar para intentar revertir la situación lo antes posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios