Contenido patrocinado

Sánchez Romero Carvajal, guardianes de la tradición ibérica transmitida de generación en generación

Sánchez Romero Carvajal. Sánchez Romero Carvajal.

Sánchez Romero Carvajal.

La esencia y el futuro de Sánchez Romero Carvajal reside en la conservación de la historia y el respeto hacia la elaboración tradicional. Un proceso de producción y curación sostenible que se mantiene inalterado desde hace más de 140 años y que, a su vez, preserva la dehesa y respeta el bienestar animal.

Este proceso de elaboración de un jamón Sánchez Romero Carvajal es largo y muy lento. A los casi dos años que necesita cada cerdo 100% ibérico para alcanzar su pleno desarrollo en la dehesa, hay que añadir al menos otros tres años para completar su maduración en las Bodegas centenarias ubicadas en Jabugo (Huelva). Un proceso que se realiza de forma completamente tradicional y artesanal.

Los artesanos de Sánchez Romero Carvajal son guardianes de esta tradición y los responsables de la elaboración del Jamón de Bellota 100% ibérico, aplicando la sabiduría recibida y los siglos de experiencia adquirida con el objetivo de preservar el jamón más original y puro de Jabugo. Este conocimiento, heredado de generación en generación, garantiza el rigor y la calidad de cada pieza y completa este proceso de al menos cinco años. Un resultado final que se traduce en los matices rojos de la curación prolongada, el aroma intenso a bellota y a hierba mojada y la exquisita textura que se deshace en la boca. Gracias a ellos, la marca puede garantizar un producto de calidad excepcional brida negra (de bellota 100% ibérico).

Corte. Corte.

Corte.

La elaboración del jamón Sánchez Romero Carvajal comienza con el perfilado de cada jamón antes de su salazón, una labor que realiza el perfilador y que exige muchísima experiencia y un exhaustivo control de calidad. Uno de los secretos que determinará el sabor original del jamón de Jabugo es la conservación del dulzor de la bellota tras la salazón, por ello, el responsable de este proceso decide cuál es el tiempo exacto que requiere cada jamón. Una vez terminado este proceso comienza la curación de los jamones Sánchez Romero Carvajal en sus bodegas a 658 metros de altitud en Jabugo, lo que le permite beneficiarse del microclima de la localidad. Los artesanos de Sánchez Romero Carvajal son piezas claves en el mismo ya que son los responsables de controlar y regular el equilibrio exacto de sal, humedad y temperatura a de cada pieza durante la elaboración gracias a su experiencia y a través de la vista, el olfato y el tacto.

Por último, gracias al artesano cortador podemos disfrutar de las finas lonchas de jamón. Él es el responsable de sacar su mayor potencial organoléptico y de que se puedan apreciar todos sus sabores y aromas de un solo bocado. Por ello, Sánchez Romero Carvajal ha lanzado los formatos de loncheados de Jamón de Bellota 100% Ibérico y de Paleta Ibérica. Ambos están disponibles también en el nuevo pack descubrimiento.

Pack descubrimiento Sánchez Romero Carvajal Pack descubrimiento Sánchez Romero Carvajal

Pack descubrimiento Sánchez Romero Carvajal