Huelva

Rossi dice que la salida de Arazola no afectará a la labor de oposición de IU

  • La portavoz municipal cree que nadie es imprescindible y que lo esencial es la defensa del programa

  • Si el edil renuncia a su acta, María Caballero o Gonzalo Revilla ocuparían su cargo

Mónica Rossi y Pedro Jiménez, durante una visita a la barrada de La Ribera. Mónica Rossi y Pedro Jiménez, durante una visita a la barrada de La Ribera.

Mónica Rossi y Pedro Jiménez, durante una visita a la barrada de La Ribera. / h.información

Iu notificó por escrito en la mañana de ayer a Juan Manuel Arazola (así como al alcalde y al secretario del Ayuntamiento) la decisión de la asamblea local de Huelva, adoptada el jueves, de revocarle como concejal del grupo en el Consistorio capitalino.

Así lo confirmó la coordinadora local y también portavoz municipal, Mónica Rossi, quien recordó que, si no renuncia a su acta de concejal, Arazola pasará al grupo de no adscritos. En caso de que sí lo hiciera, IU tirará de la lista de las municipales de 2015 para cubrir el cargo hasta el final del mandato. María Caballero, Gonzalo Revilla y Silvia Zambrano, por este orden, son los aspirantes.

No se puede consentir la ruptura del voto en grupo, sobre todo si permite al PSOE sacar su propuesta"

En principio, Arazola no ha querido hacer declaraciones, por lo que su futuro es todavía una incógnita. Lo que está claro es que en el Pleno ordinario del día 26 ya no integrará las filas del grupo municipal de IU.

Respecto a la situación en la que queda el equipo que antes lideraba Pedro Jiménez y del que, desde hace unos meses, Rossi ha asumido el liderazgo, ésta explicó que el hecho de perder a un concejal no afectará a la labor del grupo, ya que "seguirá siendo la misma" y "el trabajo no se va a modificar". En este sentido, precisó que seguirán haciendo una oposición crítica con la labor de gobierno pero también constructiva, con propuestas de mejora para la ciudad.

La portavoz, quien recordó que su intención no es "ni entrar en guerra", "ni hacer sangre" con lo ocurrido, sí valoró que en los tres años de trabajo junto a Arazola "no ha habido malos rollos" entre ellos. Sin embargo, dejó claro que "lo que no puede consentirse es la ruptura del voto en el grupo", sobre todo porque en este caso permitió que el PSOE sacara adelante su propuesta. Y es que en el Pleno extraordinario del 18 de julio, Arazola, en contra de lo que votaron sus compañeros, posibilitó con su voto el reinicio del proceso de venta del 90% de las acciones del Recreativo.

Así las cosas, Rossi apuntó que cuando una persona rompe la disciplina de voto, "la asamblea local y la militancia siente que esa persona no le representa" en las tesis y en la defensa del programa. En este sentido, manifestó que "las personas no somos imprescindibles" y que lo que debe mantenerse es el programa. En una frase: "Lo importante es que haya personas que defiendan el programa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios