Aracena

Rosquillas por San Blas

  • El Ayuntamiento de Aracena reparte 1.200 piezas de pan en honor del Patrón

Procesión de San Blás por las calles de Aracena. Procesión de San Blás por las calles de Aracena.

Procesión de San Blás por las calles de Aracena. / Javier Moya

El Patrón de Aracena, San Blas Obispo y Mártir, salió ayer domingo en procesión por las calles de la ciudad serrana. En su santoral y día festivo en Aracena que al caer en domingo se pasa a hoy lunes, siendo uno de los dos días no laborable de carácter local (el otro es el lunes de la feria de agosto).

El año pasado, en sábado, hubo polémica porque el día del Patrón no fue festivo y lo pasaron al lunes. En esta ocasión todo ha sido más fácil por el calendario y aptitud política, y no habido comentarios.

Según el santoral San Blas es el protector de la garganta y la hermandad encargada de su tutela es la conocida en Aracena como la Borriquita, que realiza su salida procesional cada Domingo de Ramos por las calles del municipio.

La procesión salió poco después de las doce y media de la mañana, tras la misa que comenzó a las once, desde la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Una mañana con buen tiempo y mucho frío en la comarca serrana que se viene repitiendo en estos días. Una procesión muy concurrida, como en años atrás y con un público muy consolidado en estos actos; asistió el alcalde de la localidad, Manuel Guerra. Cerraba el acompañamiento musical de la Banda Municipal de Música de Aracena.

La imagen de San Blas, Patrón cebollero, fue realizada por Juan Manuel Miñarro (imaginero de los tres titulares de la hermandad) y ha procesionado por cuarto año seguido tras su estreno en 2016. La anterior imagen del Patrón se sigue conservando durante el año en su capilla de la parroquia mientras que la nueva está en El Carmen.

Durante la misa previa a la procesión se repartieron unos 1.200 panes típicos (conocidas como rosquillas de San Blas y este año con la particularidad de ser más blandos que nunca), obsequio del Ayuntamiento de Aracena y que cada año realiza una panadería de la localidad (en esta ocasión Panadería y Pastelería Gran Vía).

El paso fue portado por jóvenes costaleros y bajo la dirección del consolidado equipo de capataces de la Hermandad de la Borriquita, con el recorrido habitual.

Los días previos a la procesión se celebró la novena del Patrón en la parroquia. Este año como novedad, la recuperación de la tradición de la candela en la noche del pasado sábado en la Plaza Alta, junto a la parroquia, con la actuación de varios grupos locales y de la comarca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios