Huelva

Reyes Magos Huelva: Los balcones vuelven a ser protagonistas

  • Los niños y niñas de Huelva saludan desde sus casas al paso de Melchor, Gaspar y Baltasar

Los balcones se han llenado de alegría y globos para recibir a los Reyes Magos. Los balcones se han llenado de alegría y globos para recibir a los Reyes Magos.

Los balcones se han llenado de alegría y globos para recibir a los Reyes Magos. / Rafa del Barrio

Finalmente Melchor, Gaspar y Baltasar hicieron su magia y ayer pudieron visitar a los niños onubenses. Han sido probablemente las navidades más extrañas, en sintonía con todo lo vivido los últimos meses, pero la ilusión de los más pequeños ha podido con todo y por ver sus caritas sonrientes Sus Majestades de Oriente han hecho este año un gran esfuerzo por visitar Huelva.

Al igual que en otros años, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha acompañado, a los Reyes Magos a la ofrenda floral que han realizado a la patrona de la capital, la Virgen de la Cinta, en su llegada a la ciudad.

Así, el alcalde ha señalado que el día de ayer es “muy esperado” por los niños y los mayores y que los reyes, “fieles a su obligación” han decidido estar en Huelva “para cumplir las ilusiones de muchas personas en un año especialmente duro que nos permite apreciar en su verdadera dimensión el sentido y el significado de la fiesta de los Reyes Magos”.

De este modo, el regidor onubense ha destacado que sus Majestades de Oriente son “la personificación de la ilusión y de la esperanza por lo que no podían faltar” y “de forma responsable” se han sumado al protocolo “de manera que han tenido su presencia en Huelva”. En este punto, ha destacado que el día de Reyes sigue siendo un día “hemosísimo, lleno de ilusión, de magia, y de esperanza”.

A continuación, Sus Majestades han visitado la Casa Colón, uno de los puntos más emblemáticos de la capital donde, además de disfrutar del Belén Municipal, han podido escuchar un bonito concierto de villancicos flamencos por parte de un coro de niños y niñas dirigidos con maestría por Geromo Segura. Tras este alegre momento, la cuentacuentos onubense Irene Reina ha trasladado a los Reyes una bonita fábula en los momentos previos al comienzo de su visita por las calles de la ciudad.

La comitiva Real a su paso por las calles de Huelva / Rafa del Barrio

Pero antes de empezar el recorrido, los tres Reyes Magos han querido dedicar unas cariñosas palabras a los niños onubenses después de vivir un año tan complicado. Así, Melchor les ha recordado que la alegría y la ilusión que piden en sus cartas no les hace falta, “porque eso es justo lo que sois vosotros” y además, les ha pedido que sean “buenos y cariñosos con vuestros abuelos, cuidadlos”. Por otro lado, Gaspar les ha trasladado un mensaje de tranquilidad después de todos los momentos difíciles que han vivido este año, “estad tranquilos porque todo se está arreglando y eso es en parte gracias a vosotros y a vuestro gran buen comportamiento todos estos meses”. Para terminar, el Rey Baltasar les ha pedido que nunca duden de ellos, “y aunque este año algunos creían que no íbamos a poder visitaros recordad que somos Magos y que todos los años vamos a venir a veros, pase lo que pase vamos a seguir a vuestro lado”.

Después de este cariñoso mensaje, las cinco comitivas han empezado su recorrido desde los distintos puntos estratégicos para poder recorrer las 550 calle de la capital y llegar así al máximo número de niños y niñas onubenses.

Escoltados por la Policía Local de Huelva, que con las sirenas iban anunciado su llegada, Sus Majestades de Oriente han saludado desde bonitos coches descapotables a los niños y niñas que a pesar de la fría noche de ayer llenaban los balcones y terrazas para verles pasar. Unos balcones que las familias habían decorado con globos para dar la bienvenida a los Reyes Magos y agradecerles su visita a Huelva.

Pero lo más importante es que Huelva ha sido prudente y la mayoría ha seguido las recomendaciones en las que se pedía responsabilidad para evitar las aglomeraciones al paso de la comitiva Real. En determinadas zonas la imposibilidad de verlos desde el balcón ha hecho que algunos bajarán a la calle, pero siempre manteniendo las distancias. También los empleados del comercio han sido unos privilegiados ya que en la vuelta casa después del trabajo han podido ver cerca la comitiva real.

Ha sido una cabalgata atípica con la que se ha puesto el broche a una Navidad extraña, pero en la que la magia ha estado presente de nuevo. No podía ser de otra forma y las sonrisas de los niños volvieron a inundar Huelva, porque este año se lo merecían más que nunca, por todo lo que han vivido. Anoche hacía mucho frío, mucho más del que estamos acostumbrados a soportar, pero Sus Majestades, a pesar de la distancia que les separaba de los balcones, llenaron de calor y besos al aire las calles de Huelva.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios