Huelva

Quince internos intentan sacarse el carné de conducir en la prisión de Huelva

  • Es la media de admitidos al programa de Instituciones Penitenciarias y la Confederación de Autoescuelas

  • El 70% de los participantes obtiene el permiso

Dependencias de la prisión de La Ribera donde se imparte el curso de educación vial. Dependencias de la prisión de La Ribera donde se imparte el curso de educación vial.

Dependencias de la prisión de La Ribera donde se imparte el curso de educación vial. / H. Información (Huelva)

La recién renovada campaña de universalización de la educación vial en los centros penitenciarios, fruto de un acuerdo entre la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) e Instituciones Penitenciarias, permite que una media de 15 internos la cárcel de Huelva se beneficien de un plan pensado para su reinserción, a través de la concienciación ciudadana, la formación vial y el estudio.

La iniciativa, que comenzó en 2010 y se interrumpió en 2017, se retoma ahora con la colaboración de la Dirección General de Tráfico, la Fiscalía de Seguridad Vial, el Real Automóvil Club de España (RACE) y la Asociación Española de Centros Médicos-Psicotécnicos.

Las autoescuelas miembros de CNAE (unas 5.550) que participan en la campaña ya imparten la enseñanza teórica y práctica para que los internos admitidos al programa que cumplan condena puedan acceder al permiso de conducir (B y A2). Además, intervendrán en actividades de concienciación en seguridad vial entre la población reclusa con carné.

Como detalló ayer a Huelva Información el director del penal de La Ribera, Raúl Barba, prácticamente "el 70% obtiene el permiso" y "logramos una mejora social muy importante". La formación la reciben en un aula específica que cuenta con los medios audiovisuales necesarios para que la experiencia docente sea lo más efectiva posible.

Las clases teóricas tendrán lugar en la prisión, pero las prácticas corren a cuenta del recluso, así como la tasa de examen. La recuperación del carné (por agotamiento de los puntos o por decisión judicial) también la abonará el interno. En este caso un profesor de un centro autorizado se desplaza hasta la cárcel. Los presos también recibirán la visita de víctimas de siniestros de tráfico.

El asunto suscitó ayer mucha polémica entre la ciudadanía. Algunos no se explican la gratuidad del teórico intramuros y mandaban a los reos a "limpiar carreteras y campos". Sobre este asunto, Barba indicó que "aquí no limpian carreteras, pero unos 300 internos desempeñan relación laboral con alta en la Seguridad Social".

Asimismo, enfatizó que "está demostrado que en épocas anteriores que la degradación de las cárceles brutaliza al delincuente, llevando a escaladas delictivas con fatales consecuencias para la sociedad". Por ello entiende que "no hay que perder los papeles, tenemos que estar a la altura de las circunstancias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios