HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pandemia

La Policía del Condado de Huelva sanciona a grupos en las calles y ocupantes de coches por incumplir el decreto del coronavirus

  • Almonte y Bollullos registran en torno a 20 denuncias en cada localidad por incumplimiento del Real Decreto del estado de alarma sobre la crisis sanitaria

Dos agente policiales controlan los vehículos. Dos agente policiales controlan los vehículos.

Dos agente policiales controlan los vehículos. / A. Uceda (Condado)

Los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado han sancionado a ciudadanos tanto en Almonte como en Bollullos por no cumplir las medidas impuestas en el Real Decreto del 14 de marzo, relativas al estado de alarma decretado por el Gobierno debido a la crisis del coronavirus. En concreto, se trata de sanciones por concentrarse en la vía pública y por traslados indebidos o injustificados, en la localidad de Almonte, y por traslados injustificados o indebidos en el caso de Bollullos.

En este último caso, la Policía Local ha puesto entre 15 y 20 multas a vecinos que no han respetado las normas relativas a los desplazamientos en coche, como ha podido saber este diario de fuentes policiales. Así, los viajeros sancionados viajaban con más ocupantes de los debidos para hacer comprar básicas, cuando lo preceptivo es una persona por coche, o viajaban por causas injustificadas, como puede ser “ir a ver a la novia”.

En el primer caso, los agentes están pidiendo los tickets de compra a los ocupantes de los vehículos y, si cuando son parados por la Policía no han comprado aún, deben mandarlo vía whatsapp al teléfono facilitado por los propios agentes. Los policías también se encuentran a conductores que se desplazan y que argumentan que van a su puesto de trabajo, sin presentar ningún documento acreditativo de ello, motivo que también está siendo objeto de sanción en la localidad condal. A ello hay que añadir que la existencia de vehículos en circulación por la ciudad es elevada, así en los controles de la Policía “llegan a pasar 100 vehículos en poco tiempo”.

Asimismo, el perfil de personas que están incumpliendo las normas en Bollullos es heterogéneo, ya que tanto jóvenes como mayores están siendo sancionados, según las mismas fuentes. Esta situación ha llevado a los agentes a patrullar las calles con un megáfono, pidiéndole a los vecinos que se queden en casa.

Agentes de la Policía patrulla por las calles de una población del Condado. Agentes de la Policía patrulla por las calles de una población del Condado.

Agentes de la Policía patrulla por las calles de una población del Condado. / A. Uceda (Condado)

Por otra parte, las sanciones impuestas no son por una cantidad concreta, ya que, actualmente, los agentes no tienen ningún baremo pormenorizado sobre las cantidades por infracciones por el incumplimiento del estado de alarma. Así las cosas, la Policía está remitiendo las sanciones a la Subdelegación del Gobierno que, según explicaron, es el organismo que tiene que facilitar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad los detalles de la normativa y el que decidirá las cuantías.

En cuanto a las infracciones cometidas en Almonte, que pasan la veintena, éstas se centran en multas a ciudadanos que se han concentrado en plazas públicas para beber alcohol y que han salido de su vivienda para reunirse en un local a fumar en cachimba, es decir de “forma injustificada”, tal y como pudo saber este diario de a través de las redes sociales de la Plataforma de Policías Locales de Almonte. Se trata de gente joven en su mayoría y que “no se ha tomado en serio el estado de alarma”.

Igualmente, han sido sancionados ocupantes de vehículos que iban con cinco personas para hacer compras. Otra irregularidad sancionada es la de vecinos que acudieron en coche a recoger a familiares que llegan en vehículos colectivos (como autobuses o furgonetas) de las fincas agrícolas que están en campaña, cuando pueden desplazarse andando.

Otros municipios del Condado, como La Palma o Rociana, no han registrado sanciones por el momento, encontrándose sus calles tranquilas, según explicaron fuentes policiales y municipales. En cuanto a Rociana, la Policía Local está patrullando por las calles para explicar normas del decreto del estado de alarma en tres idiomas, español, árabe y rumano, debido a la población migrante que se concentra en la localidad por la campaña de frutos rojos.

En este sentido, el Ayuntamiento de Almonte, con un 35 por ciento de migrantes, publicó el pasado lunes un folleto en español, inglés, árabe y rumano con preguntas frecuentes y respuestas, así como instrucciones para trabajadores agrícolas del municipio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios