Debate extraordinario en el ayuntamiento. La antigua casa de servicios postales data de 1933 pero no está protegida

El Pleno reclama al Gobierno la restauración del edificio de Correos para uso ciudadano

  • Aprueba por unanimidad la iniciativa de IU para emprender negociaciones · Así lo reivindican los vecinos de Pescadería ante el déficit de dotaciones de la zona

Comentarios 4

El Pleno más descafeinado del año se saldó ayer con un hecho inédito en el mandato: la sala estaba limpia de pancartas de acreedores del Ayuntamiento.

Con todo, en una convocatoria eclipsada por los preparativos del Viernes de Dolores, el marcador de mociones se ajustó a la costumbre municipal, ya que el equipo de Gobierno del PP -que sólo llevó a la sesión algunos flecos burocráticos, ninguna actuación de peso- tumbó todas las iniciativas socialistas, con especial énfasis la que se coló por urgencia para exigir la retirada de unos presupuestos que, a juicio de la portavoz Elena Tobar, "agravan la bancarrota". Los pocos frutos, pues, que dejó el debate de marzo, llegaron de las mociones de IU, en primera instancia un acuerdo unánime para defender la conservación de la antigua casa de Correos y Telégrafos, referencia histórica en la transición entre el casco antiguo y la nueva Pescadería.

El traslado de los servicios postales a un local cercano ha dejado prácticamente vacío un inmueble que se construyó en 1933 en terrenos del Puerto que se ganaron a la marisma. A día de hoy, el edificio vecino del Mercado del Carmen no está catalogado ni sujeto a ninguna figura de protección, lo que -dados los precedentes en la ciudad- ha motivado un debate patrimonialista, ante las informaciones extraoficiales de que el Gobierno central, titular del edificio, tenía previsto inicialmente derribarlo y construir en su lugar un bloque de viviendas en cuyos bajos se reubicarían los servicios de Correos.

"Huelva no puede permitirse el lujo de perder otro edificio singular -advirtió ayer el portavoz izquierdista, Pedro Jiménez-. No podemos caer en la desidia de cerrar y abandonar a su suerte nuestro pequeño patrimonio mientras la ciudad sigue demandando dotaciones públicas. No tenemos que ver más que los ejemplos del edificio de Hacienda, el Cuartel de Santa Fe, el Banco de España, el Colegio San José de Calasanz..."

Compartiendo estas premisas, los grupos secundaron la propuesta de IU para que el Ayuntamiento tome la iniciativa y emprenda negociaciones con el Estado. El planteamiento pasa por promover un convenio para rehabilitar el edificio y adaptarlo para que pueda seguir albergando las dependencias de atención al público de Correos y, "al mismo tiempo se permita darle un uso dotacional social a una parte del edificio, con el objeto de cubrir las deficiencias que en esta materia presenta la nueva zona de Pescadería".

Según apuntó el primer teniente de alcalde y responsable de Urbanismo, Francisco Moro, "desde el Ayuntamiento vamos a insistir para que haya una rehabilitación y es nuestro interés colaborar para impedir que esté eternamente cerrado". La oposición socialista apoyó una iniciativa "reivindicada por el Centro y el barrio de Pescadería ante el déficit de servicios de la zona", aprovechando el debate para recordar a los mandatarios la asignatura pendiente del Cuartel de Santa Fe "que, al igual que el Mercado de la Merced, puede correr peligro de derrumbe si sigue más tiempo abandonado. El Ayuntamiento -apostilló el viceportavoz del PSOE, Francisco Baluffo- no puede desaprovechar su parque de edificios, mientras derrocha al año 625.000 euros en alquileres".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios