XLI Aniversario de la Constitución

Parralo aboga por reformar la Carta Magna para adaptarla al siglo XXI

  • La subdelegada del Gobierno en Huelva quiere “recuperar la concordia y el entendimiento”

  • Sostiene que hay que estar “alerta ante posturas extremas” que deriven en un “retroceso de derechos”

Un instante de la ceremonia celebrada en el Salón de Chimeneas de la Casa Colón, con Pilar Cuder en el atril. Un instante de la ceremonia celebrada en el Salón de Chimeneas de la Casa Colón, con Pilar Cuder en el atril.

Un instante de la ceremonia celebrada en el Salón de Chimeneas de la Casa Colón, con Pilar Cuder en el atril. / Josué Correa (Huelva)

El Salón de Chimeneas de la Casa Colón fue el escenario elegido ayer para conmemorar el aniversario de la Constitución española, que celebrará el viernes sus primeros 41 años de vida. A la ceremonia solemne no faltaron los representantes políticos más destacados de la capital y la provincia, autoridades militares, judiciales y civiles que abarrotaron el insigne espacio del antiguo hotel Colón de Huelva para asistir a un acto que tuvo como eje central la entrega del Premio Martín Alonso Pinzón a los Valores Constitucionales a la catedrática Pilar Cuder y, como broche final, el discurso de la subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo.

Fue ella la encargada de rememorar cómo fue aquel 1978 de elecciones democráticas y de confección del texto definitivo de la Carta Magna: "Fue la afirmación de un Estado de derecho y no meramente un estado de leyes; en esta nueva etapa, bajo el marco de la Constitución, se establecieron la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político como valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico", recordó Parralo.

Más allá de aquel pasado que queda lejano para las generaciones más jóvenes, la cabeza visible del Estado en Huelva señaló que "nuestra ciudadanía espera de sus representantes la suficiente madurez política para adaptar las estructuras de nuestra democracia al siglo XXI". Y para ello aboga por abordar las reformas necesarias del texto. "Ninguna democracia mejoró y se desarrolló a través del inmovilismo; los españoles del presente tenemos el derecho y el deber de renovar el pacto constitucional que hicieron las generaciones de nuestros padres y abuelos".

En esta época de tensiones y en plena jornada de constitución de las Cortes Generales, Manuela Parralo enfatizó que "estamos obligados a recuperar la concordia y el entendimiento y a hacer un serio esfuerzo para que, dejando a un lado los lícitos debates políticos y partidarios, consigamos retomar la senda de la cohesión, la modernización y la adaptación a los tiempos actuales".

Por ello, advirtió, "no caigamos en el error de culpar a las minorías, sin duda las más vulnerables, de que muchas de nuestras expectativas como ciudadanos no se hayan visto cumplidas".

Para llegar hasta aquí todos los sectores de la sociedad "tuvieron que hacer renuncias y sacrificios en un ejercicio de diálogo y entendimiento que puso los cimientos de los valores de respeto y tolerancia de los que todos podemos sentirnos orgullosos".

Sin embargo, "hay una cuestión que debemos tener presente: nada se consigue para siempre". La subdelegada del Gobierno en Huelva indicó en este sentido que "no podemos mirar hacia otro lado cuando en la era de las fake news y en plena incertidumbre económica vuelven a surgir actitudes negacionistas y circulan movimientos antisindicales, antifeministas y xenófobos de una manera preocupante".

Es por eso que considera que "hay que mantenerse en continua alerta ante posturas extremas y populistas que puedan traducirse en retroceso de derechos de nuestro estado democrático".

Autoridades, compañeros y amigos posan con la homenajeada, Pilar Cuder. Autoridades, compañeros y amigos posan con la homenajeada, Pilar Cuder.

Autoridades, compañeros y amigos posan con la homenajeada, Pilar Cuder. / Josué Correa (Huelva)

Avisos aparte, Parralo aludió a las conquistas logradas por la sociedad española en los últimos 41 años, comenzando por los Pactos de la Moncloa, "que dejaron atrás los lastres económicos, políticos y sociales que supusieron 40 años de dictadura", y siguiendo por leyes como la del divorcio o la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, la Ley de Igualdad, la Ley contra la Violencia de Género o la Ley de Dependencia. Estas, junto con otras como la de Extranjería, de Partidos o de Memoria Histórica son, a su juicio, "pasos de gigante".

Desde la Constitución, remarcó en el discurso, "vencimos al terrorismo, a partir de ella conocemos los beneficios del autogobierno y gracias a la Constitución desarrollamos los derechos fundamentales".

No obstante, hay "sentimientos enquistados, que surgen sin duda de nuestro reciente pasado antidemocrático, que de una vez por todas debemos admitir si queremos pasar página y dejarlos definitivamente atrás"; de ahí la necesidad "de cerrar heridas abiertas, de resarcir a los perdedores de una guerra cuya sombra aparente se ha alargado últimamente más de lo necesario". Por todo para Parralo la Ley de Memoria Histórica es "una cuestión indiscutible".

Además de destacar el papel de las mujeres en la Transición y de evocar a las madres de la Carta Magna, Parralo finalmente destacó que "lo que se pudo construir desde el poder de la palabra y la vocación del acuerdo fue una lección de generosidad de la que a día de hoy seguimos aprendiendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios