Huelva

González dice que el PP no dio instrucciones a nadie para negociar con ningún partido en Punta

  • El presidente provincial anuncia que se adoptarán medidas ante lo ocurrido en Almonte, donde no se siguieron las consignas del partido y siguen siendo militantes algunos de los concejales 

  • Señala que en Cortegana "se abre la posibilidad" de repetir los comicios si se constata que no llegaron a la urna votos por correo 

Manuel Andrés González, durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en la sede del PP. Manuel Andrés González, durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en la sede del PP.

Manuel Andrés González, durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en la sede del PP. / Nedd Chairi Muñoz (Huelva)

Con "sabor agriculce" el PP onubense acata la radiografía provincial fruto de la constitución de los ayuntamientos. Por un lado, el presidente de los populares, Manuel Andrés González, ha lamentado que las alcaldías de Valverde y Ayamonte hayan quedado en manos del PSOE gracias a Adelante y a pesar del trabajo realizado por Manuel Cayuela y Alberto Fernández; así como que el PSOE se haya impuesto por mayoría absoluta en Minas de Riotinto. Y por otro, ha destacado que el PP ha logrado 13 alcaldías (ocho de ellas con mayoría absoluta y cinco mediante pactos), una más que en 2015, en un momento de fragmentación del centro derecha.

González ha recordado que en Cortegana el PP ha presentado un recurso contencioso electoral ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por entender que "hay votos nulos que creemos que no son tales que deberían ser válidos para nuestra formación". Además, ha apuntado que "queda por constatar que hay votos por correo que no llegaron a su mesa electoral y que, por lo tanto, no fueron contabilizados".

Estas papeletas, según ha asegurado, no llegaron a la urna y no podrían abrirse aunque se encontraran porque se violaría el secreto electoral. Por lo tanto, entiende que "se abre la opción de que se vuelvan a repetir unas elecciones municipales" bien en la mesa afectada en Cortegana o bien en todo el municipio serrano.

En este sentido, ha indicado que "el futuro gobierno del PP", que fue la formación que ganó las elecciones en el municipio, está pendiente "de un solo voto para lograr la mayoría absoluta". Al respecto, ha confiado en que el TSJA les dé la razón y que el próximo 5 de julio pueda ser investido alcalde José Enrique Borrallo, otro de los regidores que, a su juicio, ha sacado al municipio de la "ruina a la que le llevaron los anteriores gobiernos del PSOE". 

En cuanto a lo ocurrido en Punta Umbría, donde la socialista Aurora Águedo mantiene la alcaldía cuatro años más tras la negativa de las dos ediles del PP, María Sacramento y Amelia Gallardo, a respaldar a José Carlos Hernández Cansino (UPU) como candidato a la alcaldía pese a las consignas del partido, González ha manifestado que "se marcaron una directrices desde el PP que las concejalas no vieron oportunas para los intereses de la localidad y han presentado su baja como militantes del partido". 

Esas directrices, según ha explicado, consistían en que lo mejor para Punta Umbría era que no gobernara el PSOE, sino el PP con el apoyo de otras formaciones. No obstante, más allá de estas directrices, ha sostenido que no había acuerdo alguno y ha negado que desde la dirección provincial se pautara una negociación con Hernández Cansino ni con otras formaciones. 

"Desde la dirección provincial no se ha negociado con nadie porque respetamos profundamente a nuestros candidatos en cada uno de nuestros municipios y somos conscientes de que quienes tienen que liderar las negociaciones en los ayuntamientos son los líderes o candidatos en esos municipios. Nosotros damos pautas y ponemos nuestras manos a su disposición, pero desde el partido no había directrices para que absolutamente nadie negociara un pacto de gobierno", ha afirmado. 

Así, preguntado sobre si el popular Carmelo Romero mantuvo o no negociaciones con Hernández Cansino, aseguró que "no he dicho que nadie haya hablado, sino que no había directrices desde el PP de que nadie hablara con nadie, ni con José Carlos Hernández Cansino, ni con la candidata del PSOE ni con IU. Es decir, desde la dirección no se dio instrucciones a nadie para que negociara". 

En cuanto a la decisión de Sacramento de presentar su baja, se ha limitado a señalar que siente "aprecio" por ella y que han sido muchos los años de trabajo junto ella, si bien rehusó hacer cualquier valoración personal sobre la petición de baja. 

En el caso de Almonte, según ha apuntado, tampoco se siguieron las directrices del partido de que Rocío Martín se presentase como candidata a la Alcaldía, con los votos del PP, después de que el viernes el candidato Matías Medina renunciase a su acta de concejal.

Y es que la fuga de concejales llegó antes de la investidura en Almonte y como estaba previsto en los pactos previos a la investidura, que duraron hasta el amanecer, los candidatos de PSOE y PP no tomaron posesión de su acta y los suyos apoyaron a la candidata de la Mesa de la Convergencia.

De esta forma, Rocío Mar Castellano Domínguez tomó el bastón de mando, pero no lo hizo con sus 1.136 votos, que le otorgaron sólo dos actas de concejal de los 21 con los que cuenta el Consistorio, sino con la suma de las otras tres fuerzas.

Doce concejales de un nuevo equipo de Gobierno, en el que todos estarán liberados excepto los dos de la Mesa de la Convergencia, profesores en activo de la Educación Secundaria en Almonte. Frente a a ellos los 9 de la lista ganadora de Ilusiona, única fuerza en la oposición.

Ni la anterior alcaldesa, Rocío Espinosa, ni el número dos socialista, Antonio Joaquín Díaz, primer teniente de alcalde en la anterior legislatura, recogieron su acta de concejal. Tampoco lo hizo el candidato del Partido Popular, Matías Medina, quien a pesar de liderar la candidatura se fue, tras el desacuerdo con su partido y por no apoyar a este Gobierno de coalición.

En este caso, a diferencia de los sucedido en Punta Umbría, Manuel Andrés González ha señalado que "como siguen siendo militantes del partido alguno de los concejales, el PP sí va a adoptar las medidas oportunas, que serán las que establezca el reglamento y que se vana estudiar". 

La alianza entre Ilusiona y PSOE, antiguos compañeros de filas, se antojaba complicada pero no así la de la Mesa de Convergencia y la única edil de los Independientes, la abogada Cristina Medina, quién, aunque no anunció su apoyo a la nueva alcaldesa, sí voto su candidatura y también estará liberada en el Gobierno. Así las cosas y ante cientos de ciudadanos concentrados a las puertas del Ayuntamiento, se procedió a la votación en la que no hubo sorpresas.

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios