Huelva

El PP ancla la negociación en Emtusa: recorte salarial del 33% o despidos

  • l El Ayuntamiento insiste en que los costes de personal son "inasumibles" l La plantilla mantiene la huelga a partir del lunes

Comentarios 15

La huelga indefinida del servicio de autobús mantiene su convocatoria a partir del próximo lunes ante la falta de acuerdo entre los trabajadores de Emtusa y los mandatarios del PP. El Ayuntamiento pone a la plantilla de la empresa municipal en la misma bifurcación en que en su día estuvo el personal de Urbanismo y los patronatos: la rebaja salarial fijada en el plan de ajuste es, según el equipo de gobierno, la única vía para evitar despidos (al margen de la supresión trimestral de contratos planteada en el marco de un ERTE). El borrador del plan de viabilidad presentado por el Consistorio asigna a las nóminas una cuantía media de 30.000 euros anuales, un 33% menos de lo que, según el Ayuntamiento, vienen percibiendo los empleados de Emtusa. "Los trabajadores hemos pedido que el recorte salarial sea del 15%, pero nos han dicho que entonces habría que despedir a gente", indicó en declaraciones a este periódico el presidente del comité de empresa, Pedro Rodríguez Romero, tras abordar el conflicto en la reunión mantenida ayer con el alcalde y el responsable de Administración Pública y Régimen Interior, Saúl Fernández.

"No se trata de una amenaza -precisó a este diario el teniente de alcalde-, sino de la constatación de una realidad: los costes de explotación de Emtusa son insostenibles. Nuestro objetivo prioritario es que no haya despidos, pero hay que tomar medidas directas contra el déficit, y estos son los números. En el tema económico tenemos muy poco margen si pretendemos garantizar el futuro de la empresa".

Para hoy se ha fijado una "jornada de reflexión" y mañana proseguirán las conversaciones sobre el plan de viabilidad en un encuentro programado con el teniente de alcalde Francisco Moro, presidente de Emtusa. Los trabajadores -que ayer recibieron el apoyo del Comité Provincial de UGT- tienen pocas expectativas de cara a esa cita.

La reunión de ayer -que duró más de dos horas y media e incluso abordó la opción de suprimir el servicio los festivos y dejarlo en los mínimos los fines de semana- fue para los trabajadores una "prueba" de que "el Ayuntamiento no negocia, sino impone, manteniendo una postura inamovible", lamentó el portavoz sindical. Los responsables del Consistorio dejaron claro que no cederán ni un ápice en la rebaja retributiva, pues esos sueldos se pudieron mantener en época de bonanza, pero en las actuales circunstancias son "inasumibles". Fernández insiste en que "el ajuste debe ser menos traumático para la prestación del servicio y los trabajadores deben entenderlo".

Como recalcaron desde el Ayuntamiento en un comunicado, "para poder mantener el compromiso de evitar despidos, la tabla salarial de los trabajadores de Emtusa debe asimilarse a la del resto de trabajadores municipales", pidiéndoles "un esfuerzo para garantizar la integración en las mismas condiciones que han aceptado el resto de organismos autónomos".

Según Fernández, "los trabajadores de Emtusa deben entender, como el resto de los empleados públicos, que es necesario adaptarnos a la nueva coyuntura económica bajo la premisa de lograr que Emtusa sea una empresa viable, solvente y que siga prestando un servicio de calidad a los ciudadanos". Para ello, es preciso corregir un déficit que actualmente hace insostenible a la empresa municipal, llegando a acuerdos asumibles, para poder cumplirlos, lo que implica dar un giro no sólo a los salarios, también a la organización y administración de la empresa para adaptarla a los nuevos tiempos, que es el objetivo principal del plan de viabilidad.

Como ya avanzó este periódico, el plan de viabilidad, además de contemplar el citado ERTE y eliminar los complementos recogidos en convenio, deja en suspenso las vacantes por jubilación y apuntala la cobertura de bajas a costa de los descansos del personal durante un periodo de cuatro años. "Lo que ya estábamos haciendo a modo de un favor -apostilló Rodríguez- ahora quieren que sea una obligación contractual. Quieren que tengamos esta disponibilidad sin pagarla y sin tener en cuenta los descansos. No sólo estamos luchando por nuestros salarios, -recalcó el presidente del comité de empresa-, sino por los servicios al ciudadano, que se verán afectados porque si quieren que la plantilla pase de 150 empleados a 135". En este sentido, el borrador del plan apunta a la posibilidad de suprimir líneas y autobuses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios