Huelva

Las actuaciones de mejora en el Museo de Huelva continúan por la fachada y la cubierta

  • La intervención, que incluye trabajos de impermeabilización, pintura y adaptación de los accesos, supone una inversión de 50.000 euros. La próxima será actualizar el sistema contra incendios

Una familia accede al Museo de Huelva. Una familia accede al Museo de Huelva.

Una familia accede al Museo de Huelva. / Rafa del Barrio (Huelva)

Tras la renovación de la instalación eléctrica del edificio, llevada a cabo en el primer semestre del año, las actuaciones de mejora en el Museo de Huelva, ubicado en el número 13 de la Alameda Sundheim, han continuado por la fachada y cubierta, una intervención en la que la Junta de Andalucía ha invertido 50.000 euros.

La actuación, que se ha centrado sólo en el exterior del edificio, ha sido compatible con la apertura al público de las instalaciones museísticas. Ésta ha consistido en trabajos de pintura, impermeabilización y adaptación de los accesos, según apuntaron desde la administración autonómica.

Indicaron desde la Junta de Andalucía que el objetivo era el adecentamiento de la parte exterior del Museo de Huelva, tratamiento de la cerrajería, la impermeabilización de la cubierta y habilitar los accesos.

Explicaron que aparte están programadas otras obras de mejora en la edificación, entre ellas la actualización del sistema contra incendios, cuya ejecución “depende de la aprobación del Ministerio, una vez que el Ministerio apruebe las actuaciones previstas ya se decidirá por cuál de ellas se empieza”.

Durante el estado de alarma, decretado por el coronavirus, además de adaptarse el Museo a las medidas de seguridad, se llevó a cabo la renovación de la instalación eléctrica del edificio, en la que la Junta de Andalucía invirtió 236.000 euros. Las instalaciones museísticas cerraron sus puertas el 9 de marzo para llevar a cabo esta actuación.

El Museo de Huelva se reabrió el 1 de julio con las exposiciones permanentes de Arqueología y Bellas Artes. Cuenta con todas las medidas de seguridad. El aforo en sus salas se ha reducido considerablemente. En la sección de Arqueología sólo pueden estar quince personas y en las salas de Bellas Artes, cinco.

Hay mamparas en la zona de recepción y señalización en el suelo para que los visitantes mantengan los dos metros de distancia. En la entrada, disponen de un dispensador de gel hidroalcohólico y el uso de la mascarilla es obligatorio para poder acceder al Museo, que es de entrada gratuita.

Además de las exposiciones permanentes, se puede visitar hasta el próximo 15 de enero Iberian Portraits/Landscapes, de la Asociación de Amigos de Overli, conformada por obras de Overli, Castro Crespo, Herminio Pinto da Silva, Manolo Cordero y Cristiano S. Cruz. La muestra se basa en que un rostro también es un paisaje y en que en los trabajos de estos cinco artistas siempre está presente el paisaje y el retrato.

También se puede ver, hasta el 24 de enero, la exposición Medianoche después del desierto, de Álvaro Albaladejo, un proyecto que presentó al programa Iniciarte. El autor utiliza el cactus para realizar diferentes figuras ornamentales y poner en valor los oficios artesanales.

Por otra parte, se puede disfrutar hasta el 5 de enero de 2021 de visitas temáticas y talleres familiares. El programa incluye actividades de detectives, recorridos a través del arte, charlas y visitas guiadas por la Sala de Arqueología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios