Huelva

Multitudinaria ofrenda floral a La Cinta

  • El 'vaticano' porche de la Catedral acoge la popular entrega de flores a la Patrona

  • Autoridades y decenas de onubenses participan en esta cita con la Virgen

Un nuevo gesto de amor a la Patrona de Huelva. Uno más de los que la ciudad tributa desde hace siglos a su Virgen de la Cinta. Así puede describirse el acto de entrega de flores vivido en la tarde de ayer en la plaza de la Merced, poco antes de que el día comenzara a dar paso a la noche. Multitudinario y colorido, en la línea de los últimos años.

Poco antes de las 20:00, la cuadrilla de hermanos costaleros de La Cinta se disponía a prepararse para meterse debajo del paso procesional de la Virgen Chiquita, cuya imagen se encontraba ya entronizada y sin flores. Al llegar la hora indicada, con el repique de las campanas del templo catedralicio, José Ramón Romero llamó al martillo y la Virgen de la Cinta comenzó su breve discurrir hasta el dintel de la Catedral, donde asomó pocos minutos después con la melodía del himno nacional, interpretado por la Banda de Música de Nuestra Señora de la Cinta. En ese momento comenzaron a producirse los primeros vivas sentidos a la Reina del Conquero, tanto de personas jóvenes como de otras más mayores. Delante del portentoso paso de la Virgen, con su guión corporativo, se encontraba la junta gestora de la Hermandad de la Cinta, presidida por Bienvenido González.

En la plaza de la Merced y en las calles adyacentes, el ambiente de fervor cintero era visible. A ello contribuyó también el corte de algunas calles aledañas a este enclave, que había efectuado momentos antes la Policía Local, a instancias del Ayuntamiento de Huelva. Justo en frente de la Catedral, muchos curiosos y devotos esperaban la llegada de la Virgen Chiquita al porche mercedario, mientras que las decenas de oferentes aguardaban una gran cola que se prolongó más allá del edificio de la Universidad de Huelva.

El porche del templo catedralicio se encontraba ricamente exornado con banderas vaticanas, al conmemorarse este año el 25 aniversario de la visita a Huelva de San Juan Pablo II. Ha sido un guiño al Papa que rezara el 14 de junio de 1993 ante la Patrona. Además, también había flores de papel para dar más realce a esta cita religiosa. Con la Virgen de la Cinta ya fuera de la Catedral, se inició finalmente la tradicional ofrenda floral que la ciudadanía de Huelva dedica anualmente desde 1992 -cuando tuvo lugar la coronación canónica de esta imagen- a la que es, desde hace siglos, singular abogada de los marineros.

El acto lo abrió el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, en representación del Ayuntamiento, quien manifestó a Huelva Información que "es una oportunidad de tributar con este reconocimiento, cariño y devoción a través del ramo de flores a una devoción tan extendida por la ciudad". Así mismo, el regidor expresó su admiración por "ver a tantos choqueros emocionados", toda vez que indicó que las fiestas patronales en honor a la Virgen de la Cinta son las raíces mismas de la ciudad. Y, sobre la ofrenda de flores, subrayó su relevancia, "porque es la esencia de lo que es Huelva".

Posteriormente, representantes municipales de algunos partidos políticos -Partido Popular, Ciudadanos y el concejal Ruperto Gallardo- repitieron este gesto, así como asociaciones y onubenses conocidos y anónimos. En este último grupo -el más numeroso- se encontraban Josefa y Lola, dos vecinas de La Orden que acuden desde hace unos años a la ofrenda. Una vez depositadas sus flores, no pudieron contener su emoción y lloraron al recordar algunas ausencias.

A ritmo de pasodobles, otros tantos ciudadanos repitieron este gesto, así como colectivos como, por ejemplo, el grupo joven de la Hermandad de la Victoria.

Al término de la ofrenda de flores, en torno a las 21:00, tuvo lugar la esperada presentación de la marcha A ti, mi Virgen de la Cinta, que ha sido realizada por el compositor Antonio Pérez Silva. Fue la primera vez que se interpretaba esta nueva marcha dedicada a la Reina del Conquero, esta vez por la Banda de Música de Nuestra Señora de la Cinta, pero volverá a sonar mañana en la procesión popular que emprenderá la Patrona desde la Catedral hasta el Santuario.

El presidente de la junta gestora de la Hermandad de la Cinta, Bienvenido González, expresó a este periódico que los cultos que han antecedido a la ofrenda floral -en concreto la novena- se han caracterizado por la gran participación de los onubenses, tanto en la novena de la tarde como en la de la mañana, así como con el acertado panegírico de los tres sacerdotes que han participado en los nueve días de culto, dos de ellos curas jóvenes, según destacó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios