Sanidad

Medicina Interna y Neumología se preparan para los ingresos del invierno

  • Estos son los servicios hospitalarios que más pacientes asumirán como consecuencia de las bajas temperaturas

Un quirófano del Infanta Elena. Un quirófano del Infanta Elena.

Un quirófano del Infanta Elena. / H.I. (Huelva)

Los hospitales onubenses tienen ya diseñado el Plan de Alta Frecuentación con lo que pretenden dar una respuesta adecuada al mayor flujo de pacientes que llegan sobre todo, en los dos primeros meses de invierno, a estos centros sanitarios.Según señala el plan diseñado por el Infanta Elena, Medicina Interna y Neumología serán los dos servicios que más acopio de pacientes asumirán como consecuencia del efecto de las bajas temperaturas y la incidencia de la gripe.

Buena parte por lo tanto, de la dinámica que se tome en los centros hospitalarios a partir de ahora, dependerá de ambos condicionantes. De acuerdo con los últimos datos aportados por el Servicio de Vigilancia de la Gripe en España, Andalucía aún no ha pasado su nivel basal que está estipulado en 43 casos por 100.000 habitantes.El Plan de Alta Frecuentación explica que se contemplan 3 fases diferentes de incidencia, siendo la 3 la de mayor presión asistencial. Esa fase, explica el plan, surgió en Andalucía la temporada anterior, durante el período que iba del 25 de diciembre al 7 de enero, es decir, en plena Navidad. Sin embargo, Huelva fue la excepción de toda Andalucía ya que no llegó a declarar esa fase 3.

Las patologías prevalentes a tratar durante el período de tiempo en cuestión son fundamentalmente: cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, reagudizaciones de pacientes con neumopatías crónicas y descompensaciones de pacientes pluripatológicos por procesos infecciosos de vías respiratorias altas o bajas.Los cuatro parámetros que determinarán si se activa el Plan de Frecuentación y si se pasa de una fase a otro son cuatro: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes en el área de Observación, el incremento del número de ingresos hospitalarios y el número de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de Atención Primaria.

Precisamente, se invoca a la colaboración con los centros de salud, lo que supone una sobrecarga asistencial para estos profesionales ya que en épocas álgidas, se les obliga a asumir hasta 20 pacientes más al día si así se considera oportuno.Respecto a la dotación de nuevo personal para atender a la sobrecarga de trabajo, ésta se contempla en el caso de que se llegue a la fase 3. De este modo, desde el Infanta Elena se ve conveniente echar mano de más médicos para el Servicio de Medicina Interna y para Urgencias, así como enfermeros, auxiliares de enfermería y celadores tanto para los procesos de hospitalización como para el propio Servicio de Urgencias. Tampoco se olvida reforzar con técnicos de laboratorio y farmacia.

Sin duda, uno de los puntos calientes durante las próximas semanas, será Urgencias. El plan prevé que habrá que “aumentar y adaptar los recursos humanos a las franjas horarias observadas de mayor frecuentación, tanto en las consultas de Urgencias como en Observación e incrementar el número de consultas disponibles para la asistencia de profesionales en la urgencia.

La activación del plan la temporada pasada, permitió reforzar los servicios de Urgencias, en tramos horarios especialmente sensibles y durante los fines de semana y días festivos”, de manera que en muchas ocasiones se juega con la baza de ir acomodando a los profesionales conforme a las necesidades que se van presentando. Asimismo, se hace un llamamiento para concentrar en este servicio, al mayor número posible de profesionales de Enfermería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios