Cabalgata de Reyes de Huelva

Sus Majestades los Reyes Magos de Huelva recorren residencias y centros sanitarios

  • Melchor, Gaspar y Baltasar reparten caramelos, regalos e infunden alegría

Sus Majestadea a su llegada al Juan Ramón Jiménez. Sus Majestadea a su llegada al Juan Ramón Jiménez.

Sus Majestadea a su llegada al Juan Ramón Jiménez. / Correa (Huelva)

Ellos estarán disfrutando hoy de un merecido descanso porque la jornada de ayer fue agotadora. Los Reyes Magos quisieron aprovechar hasta el último minuto de su estancia en Huelva, para llevar felicidad a cuantos así se lo pedían.Por lo tanto, su actividad nocturna tan solo fue el colofón a un domingo en el que se pegaron un madrugón ya que a las 8:00 estaban en la Casa Colón donde se les ofreció un desayuno. Hicieron bien en tomarlo porque energías iban a gastar en el transcurso de la mañana.

Emtusa les cedió un par de unidades. Una para Sus Majestades y la Estrella de la Ilusión, con sus respectivos séquitos y otra para el Coro del Lazareto que nuevamente pusieron un punto de alegría y de buen hacer con sus voces y sus instrumentos.Escoltados por unidades de la Policía Local, los dos autobuses fueron recorriendo distintos lugares de la ciudad donde se les recibieron con enorme expectación. Esos fueron los casos de la residencia de ancianos de la calle Artesanos, la casa hermandad de Emigrantes, la Residencia María de Nazaret, la de las Hermanitas de la Cruz en Las Colonias o el asilo Teresa Jornet. Precisamente en este último lugar, Sus Majestades y la Estrella de la Ilusión se dirigieron al salón de actos donde un buen número de personas les separaban.

Allí repartieron calcetines y caramelos a todos los asistentes, mientras que el Coro del Lazareto llenaba el ambiente con los villancicos más populares que especialmente para Baltasar, eran prácticamente irresistibles ya que se lanzaba a bailarlos al son de sevillanas con una enorme destreza. Se ve que los Magos están a gusto en cada visita anual a Huelva porque también es cierto, que aquí se les recibe con enorme cariño.

Antes de abandonar la residencia de las Tres Ventanas, el séquito real se introdujo en la capilla para rendir honores a la imagen del NiñoJesús que allí se encuentra en un Portal de Belén.Siempre abriendo paso la Policía Local, toda la comitiva tomó rumbo hacia el Hospital Vázquez Díaz. En el vestíbulo del centro asistencial, le esperaba mucho del personal sanitario que ejerce allí su labor. El objetivo era visitar a los pacientes que se encuentran en la Comunidad Terapéutica, unas instalaciones bellamente adornadas con motivos navideños que recibieron a los Magos así como sus pacientes que del mismo modo, mostraron un enorme cariño y gratitud ante la presencia de tan insignes visitantes.

La mañana se iba desarrollando de manera rápida y había muy poco tiempo para que Sus Majestades pudieran descansar algo. Sus desplazamientos en Emtusa eran aprovechados para echar un respiro a tanta actividad y tantas emociones y expresar aquellas cosas que más les iban llamando la atención. Melchor comentaba que todo estaba siendo muy emocionante. Algo parecido expresaba la Estrella de la Ilusión mientras que Baltasar mostraba asimismo, la satisfacción por las vivencias que estaba teniendo. Uno de los puntos ineludibles de cada 5 de enero es el Hospital Juan Ramón Jiménez. Cuando la comitiva llegó, la expectación era enorme y la entrada principal rebosaba de gente que expresaba en sus caras todo lo que esperaban recibir de Sus Majestades.

El revuelo se extendió entre buena parte del personal que allí realizaba su labor en este domingo así como en familiares de las personas que están estos días ingresadas. El Coro del Lazareto interpretó sus primeros villancicos en el hall del hospital mientras que personal del centro y resto de personas aprovechaban la ocasión para hacerse selfies y fotos con sus Magos favoritos. Desde la entrada hasta el área de hospitalización de Pediatría hay un caminito que no pasó desapercibido para nadie pues los Reyes eran saludados y recibidos como lo que son: mucho más que unas celebrities.

Una vez llegados a Pediatría, el objetivo principal no podía ser otro que visitar a los niños que están pasando estos días de Navidad hospitalizados, desearles una pronta recuperación y darles un regalo. Así lo hicieron con enorme precisión y celeridad, dejando no solo el regalo sino todos sus mejores deseos tanto para los chavales como para los padres. Fue sin duda, uno de los momentos más emotivos aunque ellos saben cómo abordar cada situación pues son muchos siglos de experiencia y conocen perfectamente, cómo hacer felices tanto a los pequeños como a los mayores.

También el Hospital Infanta Elena recibió por la mañana, la visita real. Sus Majestades realizaron un recorrido por todas las instalaciones del hospital, sobre todo por las diferentes zonas en las que se encuentran hospitalizados los pacientes, felicitando la Navidad a los usuarios y sus familias. Asimismo, los hijos de los trabajadores, que suelen acudir al centro hospitalario a saludar a los Reyes antes de la cabalgata, recibieron también algunos regalos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios