Huelva

La Junta allana el camino a la planta logística de Gas Natural de Villar Mir

  • La Autoridad Portuaria valorará la propuesta para dar su concesión basada en criterios "sólo portuarios"

  • El proyecto contempla una inversión cercana a los 200 millones de euros

En el espacio señalado se ubicarían las nuevas instalaciones en caso de contar con las autorizaciones. En el espacio señalado se ubicarían las nuevas instalaciones en caso de contar con las autorizaciones.

En el espacio señalado se ubicarían las nuevas instalaciones en caso de contar con las autorizaciones. / h. i.

La modificación del proyecto inicial de la empresa Villar Mir Energía (VME) sobre una planta de regasificación que iría instalada en una zona de dominio portuario ha vencido, al menos por el momento, el primero de los trámites necesarios para su puesta en funcionamiento, ya que la Junta de Andalucía, a través de su Delegación provincial en Huelva, informó en el día de ayer que dicho proyecto "no se encuentra dentro del grupo de instalaciones que requieren autorización administrativa". VME presentó una alternativa para instalar una planta logística de Gas Natural Licuado (GNL) que supondrá la puesta en funcionamiento de dos tanques de 150.000 metros cúbicos, 80 metros de diámetro y 43 de altura cada uno y la construcción de un nuevo pantalán, algo que supondrá la creación de 500 puestos de trabajo y un periodo de construcción de tres años una vez se consiga la concesión definitiva. Ésta deberá pasar por el visto bueno de la Autoridad Portuaria, que aclaró a Huelva Información que el mismo pasará exclusivamente por "evaluar los criterios portuarios del mismo".

Según pudo confirmar ayer este periódico, la inversión necesaria en la primera fase llegaría a los 200 millones de euros, aunque la cifra exacta dependerá de la solicitud de ofertas. El proyecto se ubica en Palos de la Frontera, próximo a la desembocadura de los ríos Tinto y Odiel. Si se obtuviera ya mismo la licencia de obra, a mitad de 2019 se comenzaría la construcción.

Desde VME, confirmaron a Huelva Información que "la Junta respondió favorablemente a la consulta de la empresa sobre la viabilidad de construir una plataforma logística de GNL, con lo que completaría así la primera fase de su proyecto Energas, cuya concesión original como regasificadora exenta conectada a la red sigue denegada por la Autoridad Portuaria de Huelva". Según la Junta, para poner en marcha la iniciativa, "tan sólo se requiere presentar una comunicación responsable de cumplimiento de la normativa vigente y la documentación reglamentaria. La Junta, que debe emitir las conclusiones favorables definitivas, afirma que son válidas todas las autorizaciones medioambientales previamente obtenidas", entre ellas la del Ministerio tal y como recogió Huelva Información el 26 de agosto de 2011, en una tramitación que había comenzado una década antes.

La resolución acerca de la instalación industrial que difiere de la anterior, que no estaría conectada a la red y que prescinde de los grupos de ciclo combinados, fue remitida a la Autoridad Portuaria onubense para que dé inicio a la concesión de los terrenos necesarios "ante los avances ciertos de la primera fase del proyecto", acompañado por un análisis del mercado del GNL realizado por una consultora en el que se detallan "los beneficios económicos y rentabilidad de este tipo de combustible en la transición energética y a su transporte por vía marítima frente al efectuado mediante el gasoducto, fuertemente penalizado por los peajes". En este mismo sentido, según esta consultora "el Puerto de Huelva se verá ampliamente beneficiado, tanto por su situación geográfica como su potencial de negocio, así como por las tasas a abonar por la ocupación de terrenos y aguas y las portuarias según el número de buques y el volumen que estos transporten".

Además, VME trata de cubrir sus necesidades de consumo de GNL de las empresas del Grupo Villar Mir y que están entre las primeras de todo el país por su actividad industrial. En cualquiera de los casos y si bien será el promotor de las instalaciones, "la compañía está abierta a otras entidades".

La reorientación del proyecto continuará con otras dos fases que únicamente se llevarán a efecto una vez obtenidas las correspondientes autorizaciones administrativas y con los estudios de viabilidad aprobados y producen, siempre según fuentes de la propia empresa, "ventajas comparativas puntuales en relación con la actividad principal de logística". Para llevar a cabo la tercera fase del mismo "se precisará la eliminación de la actual moratoria sobre plantas exentas y la autorización de la Administración central", un terreno desconocido por el momento debido al cambio en el Gobierno y la consiguiente modificación sobre la estrategia energética que llevará aparejado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios