Huelva

El Juan Ramón aplaza las obras de la UCI por la elevada actividad

  • Los trabajos de adecuación deberían haber estado concluidos para el 31 de este mes

Dos enfermeras supervisan la monitorización en una UCI. Dos enfermeras supervisan la monitorización en una UCI.

Dos enfermeras supervisan la monitorización en una UCI. / h. información

Estaba previsto que las obras de la UCI polivalente del Hospital Juan Ramón Jiménez estuvieran acabadas para el 31 de marzo. El plazo se antoja imposible, ya que a día de hoy esos trabajos todavía no han comenzado, según indicaron a este periódico fuentes profesionales del centro sanitario.

El pasado día 6 se remitió un comunicado a la plantilla que podría estar afectada por los trabajos pendientes, en el que se indicaba que el plazo de duración de las obras sería de aproximadamente 15 días. La causa del aplazamiento se encuentra en la saturación que este dispositivo asistencial padece durante estas semanas.

Se previó una UCI provisional que no se ha podido realizar por falta de espacio

El escrito remitido el pasado día 6 explicaba que está prevista una remodelación de la UCI polivalente. Estos trabajos conllevarán poder contar con un menor número de camas. Actualmente son diez. Como opciones a las limitaciones que supondrán los trabajos de remodelación, se apuntó al uso de las camas de Observación y Reanimación. Asimismo, el jefe de Cuidados Intensivos hizo por su parte una solicitud que se dirigía hacia aquellos pacientes que pudieran necesitar una ventilación mecánica. En ese caso no se descartaba el traslado al Infanta Elena, "en la medida de lo posible, según cartera de servicios y previa comunicación al intensivista".

Las fuentes consultadas por este diario insistieron en el hecho de que "no se pueden cerrar boxes porque se está al límite". Asimismo se propuso montar una UCI provisional en algún otro lugar del hospital. Tampoco esta opción se ha podido llevar a cabo por falta de espacio.

La UCI ya se vio afectada el pasado año por otras obras. En aquella ocasión, tenían su origen en la intención de la dirección-gerencia de este hospital de contar con una Unidad de Cuidados Intermedios, para la que se realizó una segunda fase en aquel momento. El proyecto del hospital es que en esa unidad de Cuidados Intermedios o de semicríticos ingresen aquellos pacientes que, aunque se encuentren fisiológicamente estables, tienen un riesgo potencial de presentar un cuadro clínico que requiera una rápida actuación. Es decir, la gravedad de su situación no precisa el nivel de atención de la UCI, pero sí requiere un control más continuado y cuidados de enfermería más especializados que en una planta de hospitalización convencional. Esta unidad se situará junto a la UCI. Los pacientes con patología cardiaca serán uno de los grupos más beneficiados por esa nueva unidad, ya que evita en un elevado porcentaje un ingreso en la UCI. También favorecerá a otros de los grandes grupos como los pacientes de Neumología y los de Medicina Interna que requieran una estrecha vigilancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios