Salud Pública El agua y el jabón son las mejores ‘medicinas’

  • El Hospital Juan Ramón Jiménez en colaboración con la FOE celebra el Día Mundial del Lavado de Manos con una mesa informativa en el Mercado del Carmen

Una de las enfermeras trasladadas al Mercado del Carmen. Una de las enfermeras trasladadas al Mercado del Carmen.

Una de las enfermeras trasladadas al Mercado del Carmen. / Correa (Huelva)

Cuando de toda la vida, las madres decían aquello de “Niño, lávate las manos” tenían toda la razón del mundo. Este martes, profesionales del Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Juan Ramón Jiménez se han desplazado al Mercado del Carmen, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Lavado de Manos, para hacer partícipe a la ciudadanía de la importancia de incorporar este hábito en la rutina diaria.

Se trata de la manera “más efectiva” de evitar el contagio y propagación de múltiples enfermedades, sobre todo en los más pequeños. De hecho, un estudio presentado este mismo año en Huelva, señala que las infecciones por bacterias son las causantes de 30 muertes cada año en la provincia, lo que en buena medida se podría mitigar con una buena higiene de manos.

La delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, y la secretaria general de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), María Teresa García, han visitado una mesa informativa instalada en el mercado. Durante toda la jornada, que tuvo un constante flujo de personas interesadas, entregaron soluciones hidroalcohólicas y se realizaron demostraciones del correcto lavado de manos. Con la sencilla práctica de la higiene de las manos se previenen enfermedades diarreicas y neumonías, así como su propagación. “El principal mensaje que queremos hacer llegar es la importancia del lavado de manos, pero no cualquier enjuague rápido, sino un lavado correcto con agua y jabón en momentos claves del día”, señaló el jefe del servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Juan Ramón, Manuel García de la Vega.

Así, las manos deben ser lavadas, fundamentalmente, antes y después de cada comida; después de ir al baño, después de sonarse, estornudar o toser (preferiblemente, no utilizar las manos al estornudar, emplear pañuelos desechables o taparse la nariz con el antebrazo), después de tocar animales, flores, hierba, tierra; de hacer deporte; cuando se vean sucias, antes y después de visitar a un amigo o familiar enfermo. Además hay que recordar que para mantenernos sanos, debemos cubrir cualquier corte o rasguño.

La enfermera Marián Pérez subrayó que las soluciones hidroalcohólicas no tiene por qué complementar el uso del jabón. Dichas soluciones se usan cuando no hay acceso a jabón y agua. Destacó además, la necesidad de centrarse bien en la higiene de las uñas. Respecto a la transmisión de gérmenes, bacterias u otras sustancias nocivas para la salud, mucha veces las propias normas de educación son un buen aliado ya que, ante un estornudo o una tos, debe mantenerse un mínimo de un metro de separación entre las personas para intentar evitar el contagio.

De forma paralela, el Juan Ramón Jiménez convocó el I Certamen de Fotográfico del Día Mundial del Lavado de Manos, abierto a la ciudadanía y a los profesionales sanitarios habiendo estado abierto el plazo de participación, durante toda la jornada de ayer. Los autores de las tres mejores imágenes han sido premiados con una noche de hotel para dos personas en Finca la Media Legua de Aracena, en El Rocío Alojamiento Rural y en Hostal Ciudad de Trigueros. Todas las obras serán expuestas públicamente en la I Muestra de Fotografías Día Mundial del Lavado de Manos 2019.

Estas jornadas de divulgación en las que se ha hecho partícipe a la población general, se enmarcan dentro de las acciones que lleva a cabo el Juan Ramón Jiménez para impulsar la cultura de seguridad. La higiene de manos constituye uno de los elementos más significativos para una organización que quiere brindar una atención sanitaria segura y proteger a los pacientes de los efectos negativos de las infecciones evitables, suponiendo también una prioridad para cada uno de los profesionales sanitarios. Caro indicó que “los hospitales están muy concienciados con el levado de manos pues es algo que da seguridad”. El reto por lo tanto es pasar este sano hábito a la sociedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios