Huelva

Huelva acoge a 25 mujeres víctimas de trata desde el mes de diciembre

  • Algunas de estas personas, rescatadas de pisos o clubes, acuden a la unidad residencial de la capital con sus hijos

Alicia Narciso, entre Francisco Villa y Nuria Cordero, durante la apertura de la jornada formativa. Alicia Narciso, entre Francisco Villa y Nuria Cordero, durante la apertura de la jornada formativa.

Alicia Narciso, entre Francisco Villa y Nuria Cordero, durante la apertura de la jornada formativa. / josé andrés rodríguez toscano

La concejala de Políticas Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Huelva, Alicia Narciso, informó ayer de que desde diciembre de 2017, 25 mujeres han sido acogidas en la unidad residencial que existe desde esa fecha en la capital con el objetivo de amparar a víctimas de las mafias, algunas acompañadas por sus hijos.

Durante la presentación de la jornada ¿Qué podemos hacer ante la trata? Trata de personas desde un enfoque de Derechos Humanos, la edil destacó que "hace menos de seis meses nos dieron la autorización y el visto bueno para formar parte del Ministerio del Interior y establecer a través de Mujeres en Zona de Conflicto, una unidad residencial en la capital para acoger a estas mujeres y a sus hijos que salen de las mafias", unas víctimas que son amparadas allí en una primera fase, con la colaboración del Instituto Andaluz de la Mujer.

Narciso detalló que las mujeres, además de Huelva, proceden de otros lugares de la provincia , tras algunas redadas, y otras "se han sacado de clubs y pisos de prostitución". Por otro lado, declaró que la temática de la trata afecta a la capital provincial "por el hecho de ser geográficamente un punto territorial importante", al estar situada "en un paso transfronterizo con otro país, como es Portugal", así como por estar cerca de Marruecos. Además, recordó el compromiso del Consistorio con este asunto, pues en 2016 se adhirió al programa de la Fiscalía General para la lucha contra la trata de seres humanos y esclavitud sexual, además de contar con una oficina de inmigración.

Con respecto a la jornada educativa de ayer, puso en valor la labor formativa para detectar estos casos, algo esencial para los técnicos de los servicios sociales comunitarios que trabajan directamente con estas personas.

Por su parte, Francisco Villa, presidente de la ONG Accem, también presente en la inauguración de la jornada, comentó que la misma se basa en un programa financiado por la Dirección General de Políticas Migratorias de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía y está centrado en tres pilares fundamentales: sensibilización, detección y formación.

La conferencia inaugural corrió a cargo de Nuria Cordero, profesora de la Universidad Pablo de Olavide y responsable de varios proyectos financiados por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo. La ponente, dedicada a estudiar la trata desde 2010, explicó dos proyectos realizados entre 2014-2017 y 2015-2018. Además, señaló algunas de las características que pueden indicar posibles casos de trata como la falta de documentación de las víctimas, el acompañamiento permanente por una persona o la limitación de libertad para realizar gestiones.

La jornada, donde se presentaron diversos trabajos y se debatieron acciones y propuestas con las posibles víctimas de trata de Andalucía, continuó con el visionado de un vídeo, un debate y la presentación de los trabajos realizados por el equipo de la Universidad Pablo de Olavide, así como grupos de discusión, un plenario y la intervención de la ONG Mujeres en Zona de Conflicto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios