Huelva

El Infanta Elena se suma a la condena a la violencia de género iluminando de violeta sus instalaciones

  • Los profesionales de Urgencias han recibido formación durante este año para aprender a detectar los signos de alarma del maltrato y saber cómo proceder en estos casos

Trabajadores del hospital durante el minuto de silencio. Trabajadores del hospital durante el minuto de silencio.

Trabajadores del hospital durante el minuto de silencio. / H.I.

Los trabajadores del Hospital Infanta Elena se han sumado al rechazo a la violencia contra la mujer en el Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Una jornada que se conmemora hoy en todo el mundo con la intención de visibilizar y, sobre todo, denunciar este tipo de violencia, sensibilizar a la sociedad sobre este problema y mostrar que es posible prevenir y evitar la violencia contra las mujeres y contra las niñas.

Así, una representación de los profesionales del centro han guardado esta mañana un minuto de silencio en el exterior del centro hospitalario, acompañados por la dirección del hospital, que ha servido para poner de manifiesto la importancia de seguir estando alerta en la detección y la atención, sabedores de que en muchos casos el profesional sanitario es la primera persona a la que encuentra una mujer tras un episodio de este tipo y la primera oportunidad para pedir ayuda.

El Hospital onubense ha querido unirse así al resto de las voces que condenan la violencia de género y, como sentido homenaje a todas aquellas mujeres que están sufriendo hoy en día esa situación, se han instalado focos de luz violeta, el color símbolo de la lucha contra la violencia de género, en la misma entrada del centro hospitalario, junto a un gran lazo del mismo color. El objetivo de estos actos, organizados por la Comisión Interdisciplinar sobre Violencia de Género del Infanta Elena, en el que participan profesionales de distintos servicios vinculados a este ámbito, no es otro que servir como mensaje de apoyo por parte de los profesionales del sistema sanitario público y de la sociedad en general en esta lucha.

Fieles a ese compromiso, durante los primeros meses de este año se llevaron a cabo en el centro una serie de actividades de formación y sensibilización destinados al personal sanitario de Urgencias. Enmarcadas en un programa formativo sobre atención a los pacientes en situación de vulnerabilidad, las sesiones se ofrecieron en las propias instalaciones del área de Urgencias para facilitar la asistencia de los profesionales y surgieron con la idea de avanzar en el conocimiento y la identificación de estas situaciones de maltrato, bien sea físico o psicológico, por parte de un servicio de atención urgente.

Esta iniciativa ha servido como refuerzo a las actividades realizadas en años anteriores y en las que contaron con la colaboración del Instituto Andaluz de la Mujer, así como al trabajo llevado a cabo por la Red Andaluza de Formación contra el Maltrato a las Mujeres (Red Formma) de la Consejería de Salud y Familias.

Las sesiones de este año corrieron a cargo de la Unidad de Trabajo Social del centro hospitalario y se realizaron en varios días para poder acceder así a todos los turnos asistenciales. En ellas se hizo un repaso también por los indicadores más eficaces para la identificación de la violencia de pareja, para lo que resulta fundamental estar sensibilizado previamente ante el problema y mantener una posición activa en la búsqueda de aquellos elementos que permitan detectarla, tanto a través de la entrevista previa con la paciente, como de la exploración física, el tipo y causa de la lesión o el propio historial clínico de la mujer.

Para ello, los profesionales de los hospitales andaluces cuentan con un protocolo de actuación, expresamente diseñado para los que trabajan en las urgencias, además de una guía rápida. Dichos protocolos se detallaron también durante el encuentro, a la vez que se recordó la importancia de la aplicación móvil ‘Actúa: atención sanitaria al maltrato’, que forma parte de la Red Formma. El objetivo es poner a disposición de los profesionales sanitarios que pueden encontrarse ante una situación de violencia de género todas las herramientas disponibles por parte del sistema público andaluz y proporcionarles pautas de actuación homogéneas.

Las actuaciones desarrolladas, tanto en el centro hospitalario, como en el resto de Andalucía, se integran en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Fruto de este compromiso se ha constituido desde la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, la Comisión Interinstitucional contra la Violencia de Género de la Consejería de Salud y Familias, con el fin de trabajar de manera coordinada en las medidas que integran dicho Pacto. Participan, además de varios servicios de la Consejería de Salud y Familias, el Servicio Andaluz de Salud y otras entidades como EPES, IAVANTE, EASP y ACSA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios