Huelva

Fertiberia negocia con varias entidades financieras para cubrir el total del aval de la restauración de las balsas

  • Tras cubrir el 55% con diferentes bancos de España, la compañía negocia avales adicionales con otras cinco entidades, entre ellas Caja Rural del Sur

  • Fertiberia solicita un "un breve margen adicional" para cerrar las negociaciones 

Vista aérea de las balsas de fosfoyesos de Huelva. Vista aérea de las balsas de fosfoyesos de Huelva.

Vista aérea de las balsas de fosfoyesos de Huelva. / M. G. (Huelva)

Fertiberia ha informado a la Audiencia Nacional de todos los pasos que está acometiendo para "intentar culminar la constitución de las garantías financieras requeridas para el proyecto de regeneración de los apilamientos de fosfoyesos en Huelva y reiterar así su compromiso a largo plazo con una iniciativa que considera una prioridad esencial y estratégica en su nuevo plan de negocio".

En un comunicado, la empresa destaca que "desde que el pasado 26 de junio el órgano judicial realizó este requerimiento, la compañía ha constituido avales por valor de 36,1 millones de euros con su pool de bancos financiadores (entre los que se encuentran Santander, Sabadell, Bankia, CaixaBank y Bankinter). Tras este primer hito, Fertiberia está trabajando "intensamente para elevar la cuantía avalada y para intentar constituir un seguro de caución que permita completar la totalidad del importe requerido por la Audiencia Nacional".

Por un lado, la compañía mantiene negociaciones con cinco entidades financieras de referencia nacional e internacional que pudieran sumarse, entre ellas "la primera institución financiera de Huelva, Caja Rural del Sur". Además, ha diseñado "una estrategia para obtener un seguro de caución que cubra el importe restante (un máximo de 29,8 millones de euros) con la mediación de las oficinas de Londres y Nueva York de Willis Towers Watson (líder en servicios de intermediación de seguros globales a nivel mundial). En este momento hay una entidad aseguradora líder a nivel mundial que está analizando su entrada en la operación y que contaría adicionalmente con el respaldo de dos firmas internacionales de reaseguro que también han mostrado su interés".

A diferencia de lo que ocurrió con el acuerdo firmado para cubrir los primeros 36 millones de euros (más del 55% del total de las garantías), en este caso los bancos y entidades aseguradoras "no son los financiadores habituales de Fertiberia, por lo que necesitan cierto margen de tiempo para analizar la situación financiera y patrimonial de una compañía que no conocen. Por ello, y a pesar de que la compañía ha actuado con rapidez, aún no ha obtenido una respuesta definitiva".

Tras aportar a la Audiencia Nacional toda la documentación que acredita estas negociaciones y mostrar su “inequívoco compromiso de dar cumplimiento del auto del 16 de junio y la providencia del 14 de agosto”, sostiene Fertiberia, la compañía ha pedido “un breve margen adicional para cerrar las negociaciones y, dependiendo del resultado, ofrecer una solución definitiva que permita cubrir la cantidad pendiente de garantizar y resulte satisfactoria para la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional y para el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico”.

La compañía entiende que este margen no se puede considerar excesivo “atendiendo al contexto económico en el que nos encontramos, al importe global de las garantías y a la operativa de las entidades bancarias y aseguradoras”, e insiste en que no existe ningún interés por su parte en prorrogar indefinidamente la búsqueda. Asimismo, Fertiberia asegura que su principal objetivo es iniciar cuanto antes este proyecto de restauración, “al ser la única forma de resolver medioambientalmente y de manera definitiva la situación existente en Huelva” y recuerda que ya han realizado todos los trabajos encaminados a lograrlo.

En este sentido, la compañía ha destacado que las obras podrían comenzar rápidamente, después de recibir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), y que, habiendo cubierto el 55% del aval exigido por la Audiencia Nacional -importe muy superior al habitual en restauraciones mineras similares-, ya estarían garantizados y cubiertos financieramente 5 de los 10 años que durará el proyecto de restauración, con independencia de que Fertiberia siga centrando todos sus esfuerzos en cubrir la totalidad de la cantidad exigida.

Cabe recordar que en 2014 concluyó la elaboración de un proyecto que "basado en las mejores técnicas disponibles, y tras sucesivas mejoras, fue declarado idóneo por el Ministerio de Medio Ambiente y la Audiencia Nacional en 2016". Desde entonces ha seguido cumpliendo "puntualmente con todas las fases necesarias para iniciar esta inversión con la mayor celeridad posible". El proyecto y el estudio de Impacto Ambiental presentado por Fertiberia ante el Ministerio han sido objeto de exposición pública. Además, recuerda la compañía, "en marzo de 2018 la compañía entregó toda la documentación e informes, contestando las alegaciones finales recibidas, y en enero de 2019 hizo lo propio con los últimos requerimientos de información complementarios. El siguiente paso, pendiente desde entonces de la decisión del Ministerio, debería ser la emisión de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable, trámite indispensable para que Fertiberia pueda activar con la mayor celeridad la revegetación de este sector de la marisma onubense".

La restauración de los apilamientos de fosfoyeso es una iniciativa que activará "una inversión superior a los 65 millones de euros y que supondrá la creación de más de 100 empleos". Para la definición de este proyecto Fertiberia ha contado con proveedores de primer nivel internacional, como Ardaman Associates (firma estadounidense que ha clausurado más de 60 balsas en todo el mundo) y las firmas españolas Eptisa e Inerco.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios