Huelva

Fertiberia y la industria coinciden en que el informe "no cambia nada"

  • La empresa asegura que una vez aplicado su plan de restauración "la radiactividad en las balsas será menor que en el entorno"

  • Aiqbe recuerda que "los niveles eran conocidos hace años"

Manifestación contra el proyecto presentado por Fertiberia para la regeneración de las balsas de fosfoyesos en el año 2015. Manifestación contra el proyecto presentado por Fertiberia para la regeneración de las balsas de fosfoyesos en el año 2015.

Manifestación contra el proyecto presentado por Fertiberia para la regeneración de las balsas de fosfoyesos en el año 2015. / canterla

El informe del Consejo de Seguridad Nuclear en el que se catalogaban seis zonas con trazas de radiactividad, dos de las cuales -las más extensas de España- se encuentran en la provincia de Huelva, especialmente importante la que se ubica en las balsas de fosfoyesos, provocó ayer la reacción de la empresa causante de dichos vertidos que, en contestación a preguntas de Huelva Información, señaló que el estudio "no cambia nada" y que una vez que se lleve a cabo la restauración de las balsas, en el terreno habrá incluso menos radiactividad que en el terreno circundante. La respuesta coincide también con la opinión del gerente de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (Aiqbe), Rafael Eugenio Romero, quien atribuyó dichos índices a "procesos naturales de la descomposición de los elementos que forman parte de esos fosfoyesos ya conocidos desde hace años y que en absoluto tienen riesgos para la población", por lo que a su juicio, las manifestaciones de responsables políticos conocidas durante las últimas horas, responden a "otro tipo de intereses".

Respecto a los primeros, responsables de la empresa Fertiberia, reconocieron a Huelva Información que "en el proyecto de restauración de las balsas de fosfoyesos presentado por Fertiberia, están incluidos todos los estudios e informes realizados por empresas UTPR (Unidades autorizadas por el CSN sobre la radioactividad natural de fosfoyesos), cumpliendo estrictamente, y en todo momento, las indicaciones del CSN (Consejo de Seguridad Nuclear), que es el órgano competente para estos asuntos".

En este sentido, quisieron puntualizar que "todos los estudios realizados concluyen que la radioactividad natural de los fosfoyesos no afecta a la población a día de hoy, y una vez realizada la restauración de las balsas de acuerdo con el proyecto de Fertiberia, los índices de radiación serán inferiores incluso a los del entorno natural circundante".

En definitiva, a su juicio "es muy importante resaltar que es el propio CSN quien está controlando en todo momento las actuaciones a tener en cuenta, antes, durante y después de la restauración de las balsas".

Por su parte, Rafael Romero, gerente de Aiqbe, se pronunció en parecidos términos y quiso destacar que "las concentraciones encontradas eran totalmente previsibles en el proceso de descomposición de la fosforita y se conocen hace muchos años y hay que dejar muy claro que el Consejo de Seguridad Nuclear, señala específicamente que los niveles no son perjudiciales en absoluto para la población". Romero aseguró a Huelva Información que "la única entidad que se ha preocupado por solucionar la presencia de las balsas en Huelva ha sido la propia Fertiberia con un plan presentado que, con toda probabilidad, recibirá una Declaración de Impacto Ambiental favorable este mes o en noviembre a lo más tardar". También quiso puntualizar que la falta de una legislación española responde al hecho de que se "espera una norma europea".

En este sentido, apuntó a que las declaraciones de los líderes políticos de las últimas horas "responden a otros intereses, especialmente electorales". "En el plan presentado por Fertiberia, están contemplados estos restos radiactivos y no cambia absolutamente nada sobre lo que ya conocíamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios